Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

En el Congreso del Estado les encanta  hacerle al tonto, es su naturaleza. Si alguien sabe cómo perder el tiempo, son a los diputados. No se sabe si le hacen al tonto por cínicos o porque simplemente así son. Seis semanas después del descarrilamiento de la legislatura con la Ecuación de la Corrupción, los diputados recordaron que junto con ellos, también hizo crack la Auditoría Superior del Estado.

Se pensó que al quedar en evidencia las maniobras ilegales entre diputados y personal de la ASE para la limpieza de cuentas públicas, era urgente restaurar la legalidad en ambas instituciones. Ha pasado el tiempo y siguen retrasando el necesario saneamiento de la Auditoría y del propio Congreso.

Seis semanas después de que Enrique Flores involucró en la Ecuación de la Corrupción al presidente de la Mesa Directiva, Manuel Barrera Guillén, éste continúa en el cargo y con tal grado de cinismo que hasta ha votado las reformas anticorrupción.

Pero eso siendo algo muy grave, no lo es del todo, lo peor es que se abona el camino para una solución basada en el borrón y cuenta nueva. Se allana la situación para maquillar a la ASE donde hacen creer que todo está cambiando aunque en realidad todo sigue igual.

El truco es por supuesto, de los diputados. Seis semanas y nadie ha intervenido a la Auditoría donde, pese a su ya notable capacidad corruptora, se aprestan a realizar dos procesos de auditoría, los de 2016 y 2017.

Ayer se volvió a anunciar desde el Congreso del Estado lo que ya se había anunciado luego del naufragio de la ASE y sus coordinadores corruptos. Han pasado cinco semanas desde que la Comisión de Vigilancia informó que se iniciaría el procedimiento para elegir al nuevo Auditor Superior.

En un comunicado de prensa, la Comisión de Vigilancia repite lo que ha dicho en varias ocasiones durante las últimas seis semanas, a saber, que están comprometidos con la legalidad y la transparencia y que van a contratar un despacho que vigile los trabajos de la ASE en cuanto a la reposición de las auditorías 2016 y que ya van a iniciar el procedimiento para elegir al nuevo auditor.

El mismo tollo y el mismo tono demagógico de otras ocasiones. Ni siquiera dicen para cuándo, es decir, le hacen al tonto.

Este es el comunicado.

La Comisión de Vigilancia buscará la apertura de una convocatoria para elegir al despacho contable que participará en la revisión de los informes de las cuentas públicas 2016, manifestó la diputada Graciela Gaitán Díaz, presidenta de esta comisión legislativa.

Explicó que se busca la participación de los despachos contables del estado, “para que la ciudadanía tenga la certeza de que las cosas se están haciendo de la mejor manera, ya que nosotros como legisladores tenemos  el compromiso de sacar adelante el trabajo y que por este medio se elija a la mejor opción de despacho contable y que si sale mal una cuenta se sancione”.

A la par, indicó que también se trabaja en la emisión de la convocatoria para la elección del nuevo Auditor Superior del Estado, partiendo de los requisitos legales establecidos en la legislación estatal.

Reiteró que se buscará que la persona que sea titular de este organismo cuente con amplia experiencia en temas de fiscalización y además, que no pertenezca a ningún partido político, para así garantizar la imparcialidad en la revisión de los informes de cuentas públicas.

“Necesitamos un auditor nuevo, que tenga un perfil de no pertenecer a ningún partido político, no tiene que tener nexo ni con el gobernador ni con ningún partido político, porque necesitamos que se auditen las cuentas de forma correcta y transparente”.

Añadió que todas estas acciones, se suman al trabajo que en materia anticorrupción se está haciendo tanto a nivel federal como estatal, donde ya se cuentan con las leyes estatales en la materia, y que permitirán dar resultados a  los ciudadanos en el combate a la corrupción y, que contribuyen al buen manejo de recursos públicos en beneficio de la sociedad.

No hay duda de que hacerle al tonto también tiene su gracia, pero hay en el legislativo quienes cambiaron la gracia por el cinismo y la simulación.

Seis semanas después, la diputada gallardista se está dando cuenta que “necesitamos un nuevo auditor”.

Que ya el gobernador les diga algo a los diputados. ¡Ya basta!

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
A+