Astrolabio

 

El grupo de indígenas que con valentía presentó una demanda de amparo en contra del gobierno de Juan Manuel Carreras López, por excluirlos de la consulta pública organizada para integrar el Plan Estatal de Desarrollo 2015-20121, tiene de menos un hecho innegable: en dicho plan, acaso si se les menciona: Para el gobierno los indígenas no son importantes en tanto que no atiende sus problemas como sector social definido y concreto.

 

El Plan está compuesto de cinco ejes y al revisarse el documento, en ningún lugar aparecen los indígenas.

 

Más aún, al revisar el número de propuestas que resultaron de la consulta, ni una sola de guarda relación alguna con el mundo indígena.

 

Es más, ninguna de las vertientes contenidas en cada uno de los ejes rectores existe la palabra indígena, mucho menos, hay alguna mención a las etnias locales en específico.

Sin embargo, el texto del PED señala que “la consulta a los pueblos indígenas constó de siete grupos de enfoque con la participación de 1,247 personas integrantes de los pueblos Nahuas, Teének y Xi´oi”.

 

Como de paso, entre los objetivos del gobierno de Carreras está “el respeto a nuestra diversidad étnica y cultural”, lo cual puede decir mucho y a la vez nada.

 

Se puede afirmar que el Plan de Carreras no cuenta con estrategia sólida acerca de los indígenas puesto que ni siquiera se mencionan sus principales problemas económicos, sociales, culturales etcétera.

 

Lo único que dice el Plan con relación a los grupos étnicos es lo siguiente:

 

“San Luis Potosí es el 9º estado en el país con mayor porcentaje de población hablante de lengua indígena, con el 10% del total de la población estatal. Además, el 23.2% de la población se autorreconoce como indígena, independientemente de si es hablante o no de alguna lengua madre, según la Encuesta Intercensal del INEGI 2015.

Las comunidades y los municipios con mayor presencia indígena registran altos índices de rezago social, una demanda persistente de acceso a procuración de justicia y un trato igualitario para integrarse al desarrollo. La educación, la salud, la alimentación segura, el empleo y el aumento en la productividad de las zonas indígenas serán esenciales para disminuir sus niveles de pobreza”.

 

Eso es todo.

 

Apenas cinco miserables “líneas de acción”.

 

Ampliar la coordinación entre los tres niveles de gobierno y los poderes legislativo y judicial, para garantizar el acceso expedito de los pueblos indígenas a la impartición y procuración de justicia en su lengua original.

Promover mayor cobertura de servicios básicos en sus comunidades y reducir el hacinamiento en las viviendas.

Fortalecer la construcción y modernización de la red de caminos en las zonas indígenas.

Impulsar programas de investigación y capacitación para el desarrollo de proyectos productivos de las comunidades indígenas.

Otorgar asesoría especializada y financiamiento para la comercialización de productos de las comunidades indígenas.

 

Con razón demandaron al gobernador.

Leave a Reply

A+