Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

El pasado 18 de mayo el ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez invadió propiedad privada para construir una avenida.

Sin miramiento alguno y sin respeto a la propiedad privada, el ayuntamiento invadió un predio en la calle Acapulco en la colonia San Felipe.

Pasando por encima de los derechos más elementales de un ciudadano propietario del predio, la autoridad municipal hizo añicos el Estado de Derecho y nulificó el concepto fundamental de la propiedad privada.

Ayer, un juez federal le puso alto al ayuntamiento de Soledad y ordenó detener la obra como parte de la suspensión provisional concedida al propietario del predio invadido con total alevosía y ventaja.

En la calle de Acapulco esquina con avenida México están las instalaciones de la empresa Grupo Policentro de San Luis y desde hace unos años cerró sus puertas, pero fue resguardada mediante cercado pues se trata de propiedad de ese grupo.

Sin el menor sentido de la planeación urbana, el ayuntamiento dio autorizaciones para la construcción de fraccionamientos en esa zona y nunca tomó en cuenta que para ello, era necesario construir infraestructura.

Cuando la calle que da a Lomas de San Felipe se convirtió en un grave problema de vialidad y que formaba un cuello de botella que nulificada la movilidad, se les ocurrió abrir una calle y poco les importó cómo.

De ese modo, se metieron en propiedad privada y empezaron a construir como si se tratase de la vía pública, de tal manera que se apropiaron de una franja de trece metros de ancho de suelo privado.

Creyeron que no pasaría nada puesto que entre los Gallaristas consideran que violentar la ley es lo normal.

Pero no fue así, el Juez Cuatro de Distrito concedió el amparo con fines de suspensión provisional y todo hace indicar que en breve, será definitiva, pues a todas luces se trata de un caso de apropiación indebida de la propiedad privada.

Desde ayer, el ayuntamiento de Soledad debió suspender las obras, de no hacerlo, incurrirían en desacato a un mandato de la justicia federal.

El tramo a pavimentar de la calle Acapulco es de la avenida México a la calle Eucalipto; se trata de 240 metros lineales y 3 mil 828 metros cuadrados de concreto en pavimento, además de que contempla obras integrales como es la instalación de 200 metros lineales de red de drenaje con tubería de 15 pulgadas, 200 metros lineales de introducción de agua potable, señalética, rampas para personas con discapacidad y reforestación.

Eso fue lo que informó el ayuntamiento al iniciar las obras, pero nunca aclaró que no pidió permiso al dueño y que simplemente se metieron a su propiedad como quien se mete en casa ajena.

A+