Astrolabio

 

El primer día de abril se cayó el sistema en el ayuntamiento de San Luis Potosí, apenas unas horas después de que se publicó información de los cheques que por millones se entregaron a Sandra Sánchez Ruiz por concepto de medicamentos para empleados de confianza del ayuntamiento.

De manera tan intempestiva como inexplicable, por no decir sospechosa, la página electrónica sanluis.gob.mx salió de la circulación para recibir servicio mayor con vistas a eliminar aquellos inconvenientes que puedan colocar al alcalde Ricardo Gallardo en una situación indeseable.

No pudo ser causalidad iniciar la el cambio de imagen del portal web del ayuntamiento pues ese da en el contexto de la publicación del caso de Sandra Sánchez Ruiz y el excesivo gasto de 34 millones de pesos en medicamentos para empleados de confianza del ayuntamiento.

Los datos salieron del portal web municipal y ahora, todo hace indicar, se aprestan a reparar los daños y lo más sencillo es bajar la página, revisar la información y simplemente eliminarla. Es muy probable que eso ocurra, lo cual no deja de ser de suyo grave.

 

La información de los cheques pagados a Sandra Sánchez Ruiz era accesible para todos, puesto que se trata de información pública de oficio. Ahora, nadie puede asegurar que al reinstalarse el sistema, vuelvan a aparecer esos cheques. Seguramente hubo muchos que vieron esos cheques, incluidos los medios de comunicación, pero optaron por guardar silencio.

Es un ardid de escasa categoría y de un nivel político muy precario. Es como se dice con toda la vulgaridad posible, muerto el perro se acaba la rabia. Así, cerramos el portal de Internet y ya nadie verá lo que no debe ver.

Lo que hace falta realmente es que se actúe con responsabilidad y se aclare todo lo relacionado con los 34 millones de pesos y Sandra Sánchez. Los recursos públicos no se pueden utilizar con la discrecionalidad de quien cree que los dineros son propios, son de la ciudadanía y se deben ejercer con honestidad y apego a la ley.

 

De eso se trata, solo de eso, nada más.

Dicen que el sitio está en construcción, pero eso no exime al municipio de su obligación de haber generado un sitio provisional para el resguardo y publicación de la información pública de oficio.

Pero luego el alcalde Ricardo Gallardo dijo que éste mismo sábado se reactivará la página puesto que así lo habría ordenado. Entonces, ¿está en construcción o no?

No obstante, todo eso es incidental, lo que realmente importa es a dónde han ido a dar los 34 millones de pesos pagados a la hasta ahora fantasmal, Sandra Sánchez Ruiz.

Leave a Reply

A+