Leticia Vaca

Activistas calificaron como vergonzoso y machista, que el Pleno del Congreso del Estado no haya logrado elegir a la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), “fue una muestra más de la poca vergüenza,  poca capacidad y poca ética que tienen”.

Tanto la activista Arely Torres Miranda, como Urenda Queletzú Navarro Sánchez, coincidieron en que los y las integrantes de la LXII legislatura, desaprovecharon la oportunidad de demostrar que se busca la dignificación de la CEDH. Ya que destacaron las nueve aspirantes cuentan con trayectoria y experiencia en la defensa de los derechos humanos.

“Me daba mucha emoción ver a amigas comprometidas que desde la sociedad civil y desde la institucionalidad han  ido haciendo cambios sustanciales en la política pública del Estado, y verlas reducidas a acusaciones tan patriarcales como voltear y decir, es la candidata del gobernador o es la candidata de Morena, invisibilizaron años de trabajo de todas y cada una,  para convertirlas en este dicho patriarcal de ‘es la hija de, es la hermana de, la protegida de’ y eso sigue siendo una opinión machista” lamentó Torres Miranda.

El Congreso, acusó la activista, redujo la oportunidad de dignificar un cargo como la titularidad de la CEDH a una “rebatinga política totalmente vergonzosa; la exigencia se ha dado desde el principio, en que revisen los perfiles y se despojen de sus filias y fobias personalísimas y partidistas (…) a las mujeres se nos exige que seamos siempre perfectas que no tengamos ningún error, ayer lo vimos,  que no tenga ningún lazo con nadie, porque entonces,  se les tacha de ser parte  de, como si las mujeres no fuéramos lo suficientemente capaces de trabajar nuestra propia política, desde nuestras propias trincheras y siguiéramos siendo las marionetas de otros intereses”.

Aparte Navarro Sánchez, dijo que se esperaba que el Congreso honrara, el momento histórico y la gran posibilidad de lo que ha implicado tener a una mujer que represente la presidencia de la CEDH, “un espacio que requiere necesariamente de la dignificación, que requiere recuperar el uso de esa herramienta en la defensa de los derechos humanos”.

Asimismo lamentó que los y las  diputadas no fueron  capaces de identificar ese momento histórico y de identificar las trayectorias de las aspirantes, “esta no debió ser una votación que se ciñera por decisiones políticas si no una votación que se ciñera por trayectorias, en San Luis quienes nos hemos dedicado a la defensa de los derechos humanos hemos hecho un reclamo certero de la necesidad de contar al frente de la Comisión con una persona que tenga una trayectoria amplia y reconocida en la defensa, que venga precisamente de los movimientos, que venga del acompañamiento, de haber trazado diferentes espacios, una trayectoria sólida, formativa para la defensa y la promoción de los derechos humanos y ayer, eso no fue lo que vimos, las decisiones no se toman en función de esas trayectorias, sino se toman en función de consignas políticas”.

Por último, recalcó,  la molestia es generalizada y el  llamado para los y las diputadas es que “este lunes voten en función de las trayectorias y la dignificación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y no por  sus consignas políticas”.