Astrolabio

Angélica Campillo

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) es quien tendrá la última palabra respecto a si se cancela o no, el proyecto Monterrey VI, que data del año 2011 y consiste ceder agua del Río Pánuco en la huasteca potosina, a Nuevo León, indicó el titular del organismo a nivel local, Joel Félix Díaz.

Según lo mencionado por el titular de la Conagua en San Luis Potosí, el sistema de agua potable de Monterrey, Nuevo León tiene una concesión de 473 millones de metros cúbicos provenientes del Río Pánuco, en la huasteca potosina, asignada en 2011 y actualizada en 2014, que todavía no se ha aprovechado, no obstante, aclaró que la decisión de qué va a suceder no está en sus manos ni a su nivel, sino que se tomará en las oficinas centrales de la dependencia federal.

Joel Félix recordó que este escurrimiento del río viene desde la ciudad de México, pasa por el estado de México, atraviesa Querétaro, Hidalgo, llega a San Luis Potosí, y de ahí corre hacia Tamaulipas y se va al mar, por lo tanto, al ser un afluente de aguas nacionales, la Conagua tendría que coordinarse con los diferentes gobiernos estatales que lo aprovechan para riego de cultivos, o bien para abastecimiento de agua potable a sectores de la población, para definir y ver en qué términos pudiera quedar algún acuerdo o cancelarse definitivamente el título de asignación.

Para cumplir con este título de asignación, Félix Díaz refirió que se tiene que pasar una serie de estudios, aunado a un contexto político y social, y a estas alturas no es tan sencillo, y San Luis Potosí también requiere agua.

Además, señaló que acuerdo con la Ley de Aguas Nacionales, un título cualquiera que sea, tiene vigencia de dos años para ser utilizado, es decir que, tendría que haber sido cancelado, pero no ocurrió así y se desconoce el por qué.

Cabe recordar que a inicios del mes de marzo del presente año, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador manifestó su negativa ante el proyecto Monterrey VI y consideró que, además de no ser factible que se pueda revivir, los habitantes de la huasteca potosina no van a permitir el que el agua del Pánuco se lleve a Nuevo León.

A+