Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

En la víspera de la elección, por parte del pleno del Congreso, del nuevo titular de la Auditoría Superior del Estado, se distribuye información que busca erosionar (más) la imagen de la encargada del despacho de la ASE e integrante de la terna final, Rocío Elizabeth Cervantes.

Mediante un correo electrónico, se ha enviado a reporteros de la fuente política un texto titulado “Rocío Cervantes, protegida de la PGJE por no auditar sus cuentas en 2015”.

Este es el comunicado:

Resulta más que sospechoso que la aspirante a la titularidad de la Auditoria Superior del Estado, ASE, Rocío Elizabeth Cervantes Salgado, esté siendo considerada como uno de los tres posibles perfiles a ocupar el cargo, debido a que ha sido omisa, y hasta solidaria con diversas irregularidades que se han registrado en dicho organismo de rendición de cuentas.

Es aún más preocupante que el Congreso del Estado, este pasando por alto, las denuncias con pruebas que se han ofrecido contra este personaje que a todas luces es protegida del gobierno del Estado, en específico del Secretario de Finanzas de San Luis Potosí, José Luis Ugalde Montes.

Posiblemente está protección que se está gestando alrededor de esta servidora pública tenga que ver, con que hace años protegió las cuentas públicas de la propia Procuraduría General de Justicia del Gobierno del Estado, en específico del año 2015. Hecho que posiblemente la esté empujando a ocupar dicho cargo al haber solapado sendas inconsistencias contra la dependencia estatal.

Directamente determinó no practicarle ninguna auditoría a la Procuraduría General de Justicia del Gobierno del Estado, incluso se calló en la revisión de ese ejercicio fiscal, siendo Coordinadora de Auditoria Gubernamental, hecho que resulta más que irresponsable pues era ella, la que debió formular y proponer la lista de entes fiscalizables y por dicho ejercicio no incluyó en la lista de fiscalizables a la Procuraduría General de Justicia del Gobierno del Estado a pesar de que esa dependencia manejara un presupuesto mayor a los 683 millones de pesos.

Lo anterior significa que está encargada del despacho de la ASE, constantemente sirve de tapadera para las autoridades estatales; motivo por el cual merece ser sancionada y apercibida por las autoridades judiciales, no en vano se le inició de manera recuente un juicio de responsabilidad solidaria por no hacer algo en contra de su ex patrón, José de Jesús Martínez Loredo ante la serie de finiquitos que heredó a la gestión con cantidades exorbitantes y los nombramientos que se generaron por compadrazgo y amiguismos.

Los diputados locales deberían hacer a un lado a este perfil que ha dejado en claro que está sumamente relacionada con funcionarios de Estado, lo que podría derivar en tráfico de influencias u otras inconsistencias.

Hasta aquí el texto. Este martes en sesión ordinaria, el Congreso del Estado elige al sustituto de Jesús Martínez Loredo, quien renunció al cargo hace cuatro meses y medio a consecuencias del escándalo de la Ecuación Corrupta.

A+