Astrolabio

Parte 3

Roberto Rocha

El enfoque en la ecología y el cuidado del medio ambiente no fue suficiente en el sexenio de Juan Manuel Carreras, ya que diez de los trece objetivos marcados en el Plan Estatal de Desarrollo en el Eje San Luis Sustentable fueron reprobados.

Pese a que se logró la conformación de la Red Estatal de Parques, otros puntos necesarios para este Eje no pudieron cumplirse por fallas burocráticas, al no haberse publicado en el Periódico Oficial del Estado (POE).

Otros notorios problemas ambientales, como la existencia de tiraderos clandestinos o las carencias en unidades de monitoreo de calidad del aire, ocasionan la caída en este eje.

Eje 3: San Luis Sustentable

Vertiente 1: Recursos forestales, conservación del suelo y biodiversidad

Objetivo A: Preservar el patrimonio natural de los potosinos.

Este logro se considera aprobado debido a la creación de la Red Estatal de Parques en junio de 2019, con la conformación del Parque Tantocob en la Huasteca.

La Red Estatal de Parques está conformada por once espacios, siete de ellos en operación y cuatro en construcción.

Son los Parques Tangamanga 1 y 2, en la capital del estado; los parques regionales Tantocob, Rioverde, Matehuala y El Meteorito; los parques lineales Sendero del Capitán, Xilitla y Sendero de Vida; además de los parques naturales Venado-Ojo de Agua y Moctezuma-Ojo de Agua.

Objetivo B: Incrementar la superficie de Áreas Naturales Protegidas.

Otro logro aprobado, pues la superficie y número de áreas protegidas por el gobierno estatal incrementó durante la administración Carreras.

En 2015 había once áreas naturales con protección estatal y cinco federales, que abarcaban 486 mil hectáreas. Para el cierre de esta administración estatal se llegará a más de 500 mil hectáreas, según datos de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (Segam), con 15 áreas protegidas por la entidad y cinco por el gobierno federal.

Objetivo C: Implementar el Ordenamiento Ecológico como un modelo de intervención institucional para la protección y gestión de los ecosistemas en las regiones.

Este logro se considera reprobado, pues aunque existen menciones a un Programa Estatal de Ordenamiento Ecológico en documentos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y del Ayuntamiento de San Luis Potosí, no fue publicado en el Periódico Oficial del Estado dicho programa, con lo que nunca pudo operar.

Objetivo D: Prevenir, controlar y combatir los incendios forestales.

Aunque esto no puede ser directamente atribuible al gobierno estatal, durante el periodo 2016-2021, el número de hectáreas afectadas por incendios forestales en San Luis Potosí creció un 62 por ciento, en comparación con el periodo 2010-2015.

En el sexenio de Juan Manuel Carreras se registraron 425 incendios forestales, con 45 mil 664 hectáreas afectadas. Para el sexenio anterior fueron 389 incendios, con una superficie dañada de 28 mil 173 hectáreas. Objetivo reprobado.

Vertiente 2: Agua y reservas hidrológicas

Objetivo A: Promover el manejo integral y sustentable del agua desde una perspectiva de cuencas.

Los documentos del sexto informe de gobierno de Juan Manuel Carreras no mencionan resultados sobre este objetivo y ni siquiera se explica de qué trata “la perspectiva de cuencas”.

De hecho, lo que sí se presume es un total de 229 acciones para “fomentar y promover la educación en materia ambiental y desarrollo sustentable” durante todo el sexenio. Sin embargo, la inversión total en los seis años fueron solo 8.1 millones de pesos, un promedio de 35 mil pesos por cada acción.

Objetivo B: Incrementar la capacidad de tratamiento de aguas residuales y promover su reuso.

Este objetivo se considera reprobado, pues aunque durante el sexenio de Juan Manuel Carreras se construyeron 26 plantas de tratamiento de aguas residuales, hasta el reporte del año 2020 solo se encontraban en operación 68 en total, mientras que al inicio de la presente administración estatal había construidas 72 unidades para agua tratada.

De las 72 plantas existentes en 2015, 40 eran en la Huasteca, 20 en la Zona Centro, siete en la Zona Media y cinco en la Región Altiplano.

En la administración Carreras se construyeron once en la región Centro, diez en la Huasteca, tres en la Zona Media y dos en el Altiplano; con lo que se alcanzaron 50 plantas en la Huasteca, 31 en la Zona Centro, diez en la Zona Media y siete en el Altiplano.

Pese a esos totales, solo están en operación 35 en la Huasteca, 21 en la región Centro, seis en el Altiplano y seis en la Zona Media.

Objetivo C: Promover el desarrollo y difusión de tecnologías más efectivas y eficientes para la potabilización, uso y tratamiento del agua.

En los documentos de su sexto informe de gobierno, la administración de Juan Manuel Carreras presume la inversión de “123.8 millones de pesos, mediante la construcción de mil 206 sistemas de captación de agua y mil 579 letrinas secas con tecnología alternativa, para beneficio de 11 mil 958 habitantes”, según datos de la Comisión Estatal del Agua (CEA).

Por el uso de tecnologías alternativas se considera aprobado este rubro.

Objetivo D: Propiciar el uso eficiente del agua en las actividades agrícolas e industriales

Este es un objetivo incumplido, puesto que el uso de aguas concesionadas para el sector agrícola e industrial en el estado se mantuvo prácticamente igual del año 2014 al 2018, de acuerdo con el documento Estadísticas del Agua en México.

En el año 2014 se usaron en el estado 2 mil 39 hectómetros cúbicos de agua concesionada en total, mil 320 para el sector agrícola y 34.4 para el sector industrial.

Para 2018 el total fue de 2 mil 16 hectómetros cúbicos de agua, con mil 314 para la agricultura y 35.1 para la industria.

Vertiente 3: Gestión integral de residuos

Objetivo A: Promover con los municipios la gestión de manejo y disposición de residuos sólidos urbanos, conforme a la normatividad vigente.

Desde 2016, la Plataforma Estatal de Transparencia exige a la Segam que reporte los residuos sólidos urbanos que se generan en cada municipio por año. Sin embargo, ese año el reporte estaba vacío.

Para 2017, se registraron los residuos sólidos en únicamente 22 de los 58 municipios del estado: San Luis Potosí, Soledad de Graciano Sánchez, Villa de Reyes, Matehuala, Ciudad Valles, Rioverde, Tamuín, Cárdenas, Ciudad del Maíz, Ciudad Fernández, Cerritos, Charcas, Ébano, El Naranjo, Mexquitic de Carmona, Moctezuma, Salinas de Hidalgo, Tamazunchale, Venado, Villa de Arista, Villa de Zaragoza y Xilitla.

Ya en 2021, en el último reporte disponible, del mes de julio, esos mismos municipios reportaron su generación de residuos sólidos urbanos, pero en cuatro años, ningún otro Ayuntamiento se sumó a estos registros. Por esto, este objetivo se considera reprobado.

Objetivo B: Promover con los municipios la gestión de manejo y disposición de residuos de manejo especial.

Aunque San Luis Potosí tiene al menos desde noviembre de 2012 un Programa Estatal para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos y de Manejo Especial​, ese documento no fue publicado en el Periódico Oficial del Estado, ni por la administración Toranzo ni por la administración Carreras. Por tanto, este objetivo se considera reprobado.

Objetivo C: Aplicar la normatividad para lograr un eficaz manejo y disposición de los residuos peligrosos.

Durante los últimos años se han encontrado residuos peligrosos, generados principalmente por empresas de la Zona Industrial, en tiraderos clandestinos de la zona norte de la ciudad de San Luis Potosí, como el uso de basura de piezas automotrices para encender hornos industriales en la Fracción Milpillas de la capital del estado o bodegas en la comunidad de Rancho Nuevo, en Soledad de Graciano Sánchez.

Incluso, el Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población municipal reconoce la existencia de diez tiraderos clandestinos en la comunidad de La Pila, lo que “conlleva a una contaminación severa en suelo, subsuelo, mantos freáticos y atmósfera”. Este punto, por tanto, resulta reprobado también.

Vertiente 4: Cambio climático y energías renovables

Objetivo A: Elaborar instrumentos técnicos que orienten las políticas estatales sobre el Cambio Climático.

El gobierno del estado realizó la Estrategia Estatal de Acción ante el Cambio Climático de San Luis Potosí, en un documento en el que trabajaron la Secretaría de Ecología Estatal y la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP).

La realización de ese documento en el año 2018 formaba parte de la Ley de Cambio Climático del estado, promulgada en agosto de 2015, en los últimos años del gobierno de Fernando Toranzo.

El problema, como ocurrió con otros dos puntos de este eje de San Luis Sustentable, es que no fue publicada en el Periódico Oficial del Estado, con lo que no entró en marcha. Por tanto, aunque existe la estrategia contra el cambio climático, no pudieron ponerse en marcha. Objetivo reprobado.

Objetivo B: Mitigar los efectos del cambio climático con acciones que aumenten las oportunidades de desarrollo, la innovación tecnológica y el uso de energías limpias.

En este punto, también hay una falla. La ciudad de San Luis Potosí, la más industrializada del estado, cuenta con cuatro unidades de monitoreo de la calidad del aire, cuyos resultados pueden ser consultados en la página web de la Secretaría de Ecología del Estado.

Esas cuatro estaciones, aunque funcionales, están fuera del alcance de los contaminantes de la Zona Industrial y de las ladrilleras de la zona norte de la ciudad, de acuerdo con un estudio realizado por Viridiana del Carmen Robledo Valero y Salvador Ruiz Correa, investigadores del Instituto Potosino de Ciencia y Tecnología (Ipicyt), titulado “Lo que estamos respirando en la ciudad”.

A+