Astrolabio

Eduardo Delgado

El gobernador Juan Manuel Carreras López ha sido “una decepción” para los priistas que hace seis años confiaron en su proyecto, aseveró el dirigente de la agrupación “Corriente Crítica”, José Armando Morín Vázquez.

En entrevista, dijo no creer que el mandatario, como jefe político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), desconociera el desistimiento respecto de la impugnación del triunfo de José Ricardo Gallardo Cardona.

Ratificó también el mensaje que publicó este martes en su cuenta de Twitter (@armando_morin), al demandar que por congruencia y dignidad política deben renunciar todos los miembros del Comité Directivo Estatal del PRI, encabezado por Elías Jesrael Pesina Rodríguez.

Si el mandatario ignoraba el retiro de la impugnación no puede deslindarse, porque “es el primer priista” y si el dirigente del PRI lo hizo a sus espaldas “sería una traición al gobernador”.

“No me siento representado por el comité estatal. El desistimiento es una traición flagrante, no al PAN sino a la militancia priista; por dignidad y congruencia política debe renunciar todo el comité”, remarcó.

A su parecer, es “imposible seguir con esta tónica”, porque el partido quedó “muy mermado, con los pocos o muchos priistas que quedamos”, luego de los comicios del pasado 6 de junio.

Consideró incongruente el desistimiento del PRI, mientras el líder nacional, Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, junto con dirigentes del PAN y PRD, denunció ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) la intromisión del crimen organizado en las recientes elecciones.

Morín Vázquez dijo que junto con otros priistas analiza proceder por la vía legal contra el retiro de la impugnación.

“Lo estamos cabildeando, pues los priistas de a pie creemos que hay que mantenerla”, precisó.

El dirigente condenó que la directiva estatal haya mantenido “oculta” esa determinación, pues fue interpuesta ante el Tribunal Electoral del Estado (TEE) el 4 de agosto y se conoció apenas el pasado lunes.

De igual forma, insistió en que la postura del comité estatal es “insostenible” y por ende “hay que renovarlo”, por lo que invitó a todos los priistas a integrar un bloque para construir, ya que la directiva estatal ha destruido “lo poco que hay”.

Armando Morín, quien está por cumplir un año al frente de la agrupación “Corriente Crítica” en el PRI, opinó que el comité estatal ha sido “un club de Tobi” y en este momento el desistimiento “no nos ayuda en nada”.

De seguir con este comité, al que le quedan otros dos años al frente del PRI, “no vamos a llegar a ningún lado” y en el 2024 “estaríamos peleando por conservar el registro”.

Por otra parte, recordó que los priistas de las diversas organizaciones y corrientes no fueron convocados a participar en las campañas políticas y “no hubo coordinación”, por lo que desde ahora es “importante ponernos las pilas, no en tiempos electorales; en torno a un proyecto de un PRI que escuche y represente a las clases medias”.

“En la actual circunstancia estamos fuera del mapa electoral, fuimos borrados, si bien ganamos la capital fue gracias al PAN y eso no es un orgullo para los priistas. Si hablamos de la fuerza del PRI quedamos en cuarto o quinto lugar”, abundó.

“Se deben convocar a todas las corrientes y organizaciones a construir un proyecto, que como decía Jesús Reyes Heroles, en el que sea primero el proyecto y luego el hombre”, recordó al fallecido ideólogo priista.

A pregunta expresa acerca del grado de responsabilidad el gobernador y de si cree que el mandatario ignoraba el retiro de la impugnación, respondió que no, porque él es jefe político de PRI en la entidad.

No obstante reconoció: “Pero esa cultura de la línea, de poner en manos de él la vida institucional del partido, nos ha llevado a esta situación”.

Cuestionado respecto de si con esto Carreras López cierra un sexenio gris, durante el que imperó “la falta de huevos” como acusó hace más de tres años el entonces diputado priista Alejandro Segovia Hernández, hoy alcalde de Matehuala, respondió:

“(Risas), ¿Qué te digo?… como priista ha sido una decepción porque el perfil que representaba el proyecto hace seis años era de una persona preparada y meticulosa, con buenos proyectos”.

Dado el saldo electoral para el tricolor en el ámbito estatal, estimó que “pareciera que la idea era borrar al PRI del mapa”, y dijo haber conocido al mandatario saliente hace unos 30 años, cuando fungió como Secretario de Programación y Presupuesto, en la administración del fallecido ex gobernador Gonzalo Martínez Corbalá.

En ese contexto, manifestó que el carácter de Juan Manuel Carreras dista mucho comparado con el de Martínez Corbalá, de quien el todavía hoy mandatario fue uno de sus colaboradores cercanos el pasado.

Finalmente, descartó que Elías Pesina les responda de solicitarle por escrito una explicación acerca del desistimiento, porque tampoco lo hizo en noviembre del año pasado, cuando le pidieron un espacio para celebrar un foro con los entonces precandidatos del PRI a la gubernatura.

A+