Abelardo Medellín

Usuarios de redes sociales exhibieron que desde el 27 de enero a la fecha se han visto filas de carrozas fúnebres formadas en las puertas de hospitales en la capital potosina.

Hace dos días, en redes sociales comenzaron a circular imágenes que mostraban cómo en la entrada de la clínica 50 del IMSS se formaban carrozas fúnebres a la espera de que los médicos y trabajadores del lugar les ayudaran a recoger los cuerpos de personas que habían fallecido como consecuencia de complicaciones causadas por el COVID-19.

De acuerdo con lo que han informado los Servicios de Salud, el fallecido debe ser transferido lo antes posible al depósito de la unidad médica donde, a partir de ahí, será manejado por personal médico y de alguna empresa funeraria, que deberán portar equipo de protección especial, como la mascarilla quirúrgica, los guantes, lentes de protección y una bata desechable.

Tan solo este miércoles las autoridades anunciaban 38 fallecimientos atribuidos al Coronavirus en el estado, lo cual sumó un total tres mil 932 fallecidos; hoy, de acuerdo con la actualización al último corte, hay cuatro mil ocho defunciones confirmadas, de las cuales dos mil 249 se dieron en la capital potosina, lo que significa que el municipio de San Luis Potosí concentra el 56.11 por ciento de las muertes por coronavirus en la entidas.

Además del alza en los fallecimientos, de las 20 unidades médicas que tiene San Luis Potosí registradas en el Sistema de Información de la Red IRAG, 12 tienen una ocupación mayor al 75 por ciento y, de esas, siete están saturadas con ocupación del cien por ciento.

Entre las unidades saturadas se encuentran el Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto, la unidad del ISSSTE en la capital y el Hgz 50 Tangamanga.

El aumento de muertes atribuidas a coronavirus en la capital podría significar una sobrecarga de trabajo para los servicios funerarios que dificulte la recolección de difuntos, situación que ya sufren estados como la Ciudad de México, donde las empresas funerarias reportaron un aumento de demanda en el primer mes del 2021 de entre el 40 y 70 por ciento en relación con la demanda normal del servicio.

Pese a esta alza repentina en muertes relacionadas con el COVI-19, la tasa de letalidad por coronavirus para la entidad el día de hoy es de 8.45, lo cual se encuentra por debajo del promedio nacional, de 8.50, y muy por debajo de la tasa que se tenía el 5 de enero, cuando la entidad registro una tasa de letalidad del 8.53.