Eduardo Delgado

Estupor, enfado e hilaridad, generó entre personal médico de clínicas y hospitales de la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado la “respuesta inmediata” de esa dependencia a la contingencia sanitaria, porque pasadas tres semanas de esta recibieron un rollo de papel sanitario, una toalla de microfibra, una careta desarmable, una botella de gel antibacterial y otra de jabón, con unos 20 o 30 mililitros cada una, en un paquete para su protección.

La dependencia estatal, a cargo de Mónica Liliana Rangel Martínez, distribuyó este jueves en la Jurisdicción 1 y en el Hospital Regional de Ciudad Valles los paquetes en bolsas de papel, cerradas con etiquetas adhesivas con el logo del sexenio carrerista y en las que se lee: “Respuesta inmediata a emergencias Covid-19”.

Empleados que solicitaron el anonimato, comentaron que al abrir las bolsas unos de sus compañeros se quedaron perplejos y se molestaron por el contenido hallado en ellas. En otros causó hilaridad, sobre todo después de que uno consideró que por su contenido aparentaba un “paquete motelero”.

El paquete “no incluye mascarilla ni cubrebocas, especiales para atender una emergencia”, y “no se entiende por qué pusieron el rollo de papel de baño, porque sería más necesario uno de sanitas para el aseo de manos”.

Dijeron que la bolsa incluye el instructivo para el armado y lavado de la careta, en cuyo caso les indican que deben asearla con jabón e introducirla en un balde con cloro, “que ni siquiera nos han dado”, señaló uno de los inconformes.

Además, algunos compañeros se negaron, por un momento, a recibir el material luego de que han pasado tres semanas de la contingencia, además de que la mayoría han conseguido caretas, batas y gel antibacterial por su propia cuenta.

 “Todo nos hemos preparado y al recibir este paquete a muchas nos causó asombro, enojo y risa”, comentó una de las trabajadoras.