Xochiquetzal Rangel

La Comisión Estatal de Derechos Humanos comenzó de oficio una queja contra el presidente municipal de Ciudad Valles, Adrián Esper Cárdenas, por ejercer violencia política contra mujeres militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

A través de un comunicado, la CEDH informó que solicitará al edil de Ciudad Valles un informe por su actitud, ya que, aunque los comentarios descalificativos fueron expresados en sus redes sociales, fueron emitidos por un funcionario público.

“La violencia política contra las mujeres comprende todas aquellas acciones u omisiones de personas, servidoras o servidores públicos que se dirigen a una mujer por ser mujer (en razón de género), tienen un impacto diferenciado en ellas o les afectan desproporcionadamente, con el objeto o resultado de menoscabar o anular sus derechos político-electorales”, se puede leer en el posicionamiento 06/2019 del Consejo de la Comunicación Estatal de Derechos Humanos.

Los hechos ocurrieron apenas hace tres días, cuando, luego de que una usuaria de Facebook que se quejara de la mala organización de los eventos por el Día de Muertos, el presidente municipal de Ciudad Valles le contestó que el evento de Xantolo fue mejor que años pasados, pero seguirán trabajando para mejorarlo, como todo en la ciudad, rematando con: “Por cierto, el aprovecharse de nuestro sagrado Xantolo para Griyar. Solo deja ver que las PRISTAS son unas enfermas trastornadas (sic)”.

En este sentido, el Consejo de la CEDH exhortó a alcalde vallense a cumplir con lo  establecido en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas y los Servidores Públicos, que estipula que las autoridades públicas deben cumplir con la máxima diligencia en el servicio, es decir, que deben abstenerse de actos u omisiones que implique abusos o ejercicios indebidos del cargo.