Astrolabio

Por Victoriano Martínez

A los integrantes de la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública (CEGAIP) los tiene sin cuidado que haya quien trate de hacer valer su derecho de acceso a la información pública: sólo ha resuelto el equivalente al 6.44 por ciento de las inconformidades recibidas este año y mantiene el bloqueo a quien trata de recurrir al INAI.

La lentitud con que actúa la CEGAIP, además de violar los plazos que la Ley de Transparencia le señala, representa agravios adicionales a quien trata de acceder a información pública.

En lo que va de este año, de acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia en su reporte público de solicitudes de información, es posible detectar que, al 18 de julio, la CEGAIP ha recibido 905 recursos de revisión y 165 quejas por falta de respuesta, es decir, cados de afirmativa ficta.

De enero a junio, según sus propios reportes en la Plataforma Estatal de Transparencia, apenas lleva 69 recursos resueltos, de los cuales sólo dos expedientes corresponden a quejas iniciadas este año (el RR647/2019-2 y el RR659/2019-2).

Sin contar esos dos casos, los 67 recursos restantes fueron admitidos desde el año pasado, lo que implica que en las inconformidades iniciadas entre el 1 de enero y el 10 de junio de este año (descontando este 5 de agosto los 30 días hábiles del plazo legal para resolver) los comisionados incumplen el artículo 170 de la Ley de Transparencia.

Como garante de transparencia, la CEGAIP ha resuelto sólo uno por cada 15.5 casos que le llegan.

También bloquean recursos ante el INAI

Jesús Piña Fraga presentó una solicitud de información el 25 de junio de 2018 ante la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado. Inconforme con la respuesta, recurrió a la CEGAIP el 19 de julio, hace más de un año. Al caso le correspondió el expediente RR 601/2018-1, turnado a la ponencia de Alejandro Lafuente Torres.

El mismo 25 de junio, Piña Fraga tramitó otra solicitud en la misma dependencia y, como obtuvo la respuesta tras una prórroga, presentó inconformidad con la respuesta hasta el 28 de agosto. Este caso quedó registrado como RR-670/2018-1, otra vez en la ponencia de Lafuente Torres.

Lafuente Torres resolvió el primer caso el 26 de septiembre y el segundo el 13 de noviembre. Sin embargo, fue hasta el pasado 14 de mayo cuando le notificaron las resoluciones. Del primero pasaron ocho meses y del segundo seis meses.

Además de esa tardanza, Piña Fraga detectó que la resolución le impide su derecho de acceso a la información que requirió, por lo que el 28 de mayo presentó un par de escritos a la CEGAIP para que turnara, al día siguiente como marca la ley, sus dos casos a revisión ante el INAI.

Desde principios de junio, Piña Fraga debió recibir la notificación del INAI sobre la admisión de sus recursos, por lo que la semana pasada acudió a las oficinas del órgano garante nacional, donde le informaron no tener noticia de sus documentos.

No es la primera vez que la CEGAIP retiene un recurso de revisión en su contra tramitado ante el INAI. En febrero, el propio Piña Fraga fue víctima de un caso similar con una queja que presentó el 22 de octubre de 2018 y la CEGAIP la turnó al INAI hasta el 28 de enero, luego de que presentó una solicitud de información para que le dieran noticia sobre el trámite que se le dio a su escrito.

Los casos que ha enfrentado Piña Fraga tienen un punto en común: las resoluciones sobre las que presentó su inconformidad dirigida al INAI fueron emitidas por Lafuente Torres.

Una situación similar ocurrió con el recurso RR-894/2018-3, tramitado por Manuel Nava Calvillo, quien presentó una respuesta a un requerimiento de prevención por parte del INAI y la CEGAIP acordó enviarlo cuando el organismo nacional ya había sobreseído el caso.

A+