Leticia Vaca

La Basílica de Guadalupe en la capital potosina permanecerá cerrado los días 11, 12 y 13 de diciembre para evitar aglomeraciones y posibles contagios de COVID-19, informó el sacerdote Gabino Medina Portales, rector de dicho templo.

“Todo lo que son peregrinaciones están suspendidas, todo lo que es el manifestar la gratitud al Señor a través de las mandas, el ir de rodillas, el caminar, les estamos invitando a que lo vivan de otra manera o en otro momento, para no hacer aglomeraciones de personas y que esto dé pie o motivo para más contagios”, dijo.

Asimismo, indicó que han pedido el apoyo de Protección Civil, Vialidad, el Sector Salud y Comercio, para evitar la aglomeración de personas en la Calzada de Guadalupe y calles aledañas, así como la instalación de vendedores.

“Hemos insistido mucho con Protección Civil y ellos nos van a ofrecer ese acompañamiento (…) estarán ayudándonos a custodiar las calles aledañas para que todo pueda estar en tranquilidad”, añadió.

Aunque se lleguen a reunir un gran número de asistentes, el sacerdote aclaró que las puertas de la Basílica no serán abiertas. “Hemos estado pidiendo a través de los equipos y a través de los medios que tenemos, informarles que por esta ocasión sus mandas se puedan pagar en otro momento, sobre todo las personas que van de rodillas, ¿por qué? porque no van a tener acceso, el templo permanecerá cerrado”, reiteró.

Por último, mencionó que las mañanitas también serán de manera virtual.

En cuanto a las fiestas que se hacen en los hogares para celebrar el 12 de diciembre, el vocero del arzobispado potosino, Juan Jesús Priego Rivera, pidió que se hagan de manera ordenada: “yo sé que es muy difícil evitar las reuniones privadas, sin embargo, aún privadamente, los invitamos a tomar la sana distancia y las medidas que los pongan a salvo del contagio”.