Mad-max

Charlize Theron es una mujer de pantalones. Le gustan los retos y sabe que “el que no arriesga, no gana”. A pesar de su incuestionable porte, elegancia y belleza natural de esta rubia sudafricana y de ser la imagen de Dior desde 2004, no representa la frivolidad de las figuras públicas que buscan adueñarse de la alfombra roja en base a la apariencia física.

Criada en una granja a las afueras de Johannesburgo, Sudáfrica, fue modelo y bailarina, profesión que abandonó tras una lesión de rodilla. Actualmente, la ganadora de un Oscar y un Globo de Oro, es Mensajera de la Paz de la ONU contra la violencia de género. También ha fungido como embajadora del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA). Ha ayudado al presidente sudafricano en la lucha contra el VIH y el sida en su país de origen, que tiene el mayor número de personas infectadas con VIH del mundo.

Y Charlize lo hace con el corazón.

“No puedes hacer este trabajo si no viene de un lugar personal o de pasión; cualquiera puede presentarse una vez en un evento, ¿Pero puedes volver año tras año? Creo que este tipo de inversión debe venir de un lugar profundo”.

Entre su comprometido activismo también figura la lucha contra el uso de armas. Incluso convenció a Sean Penn, su actual pareja, que regalara su colección de armas al artista Jeff Koons, para que las destruya y convierta en arte.

La también madre de Jackson, su hijo único de tres años, adoptado en marzo del 2012, dirige su propia productora, Denver & Delilah, que en enero de este año firmó un acuerdo con Universal Cable Productions, con el que hará series de distintos géneros para USA Network, Bravo, NBC y Amazon.

Este fin de semana, Theron regresa a la pantalla grande con el estreno de “Mad Max: Furia en el camino”, como Imperator Furiosa, papel para el que se rapó su rubia melena y que coincide con su carácter de mujer guerrera.

“Siempre he querido explorar el género un poco más sobre todo porque creo que es una idea tan falsa de que a las mujeres no les gusta el género, o que no quieren ir a ver estas películas”, comentó Theron a The Guardian respecto a su personaje.

“Siento que las mujeres han sido tan mal representadas en estas películas,  ¿por qué siempre tenemos que ir a ver el género con la chica con sostén push up detrás del fotograma? ¿Por qué no hay una mujer que está de pie en el mismo campo de juego con los chicos? No queremos ser hombres, pero en un mundo post-apocalíptico, ¡sobreviviremos!”.

Fuente: Reporte Índigo.

Leave a Reply