jue, 19 mar 2015 13:13

San Cristóbal de Las Casas, Chis. (19 de marzo).- Funcionarios del gobierno estatal se comprometieron a atender las demandas de Luisa Margaret Castillo Mora, quien hoy cumplió 11 días en huelga de hambre en esta ciudad, para exigir que se haga justicia porque en noviembre de 2013 fue “levantada y torturada física y sicológicamente” sin que los responsables hayan sido castigados, así como para que sean reconocidos sus derechos laborales mediante el otorgamiento de 61 plazas ganadas a través de laudos por ella y sus compañeros que laboran en la Secretaría de Educación como trabajadores de confianza.

Según un acuerdo firmado anoche, luego de una reunión de más de dos horas, encabezada por el secretario de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar, las autoridades estatales cumplirán los laudos radicados en la Sala del Tribunal del Trabajo Burocrático del Poder Judicial del estado, en los que se condena a la Secretaría de Educación a otorgar plaza base a 61 empleados de confianza.

La minuta de acuerdos establece que el 23 de este mes a las 12 horas se resolverán los laudos de basificación y plantea la “instalación urgente” de una mesa de trabajo para atender el problema.

“El gobierno del estado se compromete en un término no mayor de 5 días naturales a restituir y respetar el nombramiento como institutriz de Luisa Margaret Castillo Mora (para que) deje de hacer el trabajo de conserje, y cese el hostigamiento laboral”, además de que se reintegre a su plantel, el Jardín de niños Carlos Navarrete, se asienta en el documento.

Las partes convinieron también que personal de Protección Civil y del Instituto de Salud darán seguimiento a la huelga de hambre de Castillo Mora para garantizar su integridad física y su vida, ya que, a pesar de la firma del acuerdo ella ha decidido continuar con la protesta hasta que se cumplan sus demandas.

Los funcionarios estatales se comprometieron a realizar una investigación “pronta, imparcial y eficaz por los delitos de tortura, privación ilegal de la libertad y feminicidio, en grado de tentativa cometidos, en agravio de Castillo Mora” en noviembre de 2013.

La mujer, de 35 años, se declaró en huelga de hambre junto a la catedral el 8 de marzo ha recibido el respaldo de muchas agrupaciones y personas.

Entrevistada en la casa de campaña en la que permanece desde hace 11 días, Castillo Mora afirmó que decidió no suspender la huelga de hambre hasta que se cumpla el acuerdo firmado porque en noviembre de 2013 se suscribió una minuta que “no sólo nunca se respetó sino que días después fui agredida y se me abrió una Averiguación Previa”, por diversos delitos.

 

Fuente: La Jornada.