Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

 

Apenas el pasado 22 de febrero  en un cruce de caminos se habían localizado bolsas con cuerpos desmembrados en su interior, incluso, algunos miembros estaban sobre el suelo como exhibiendo un mensaje de terror. Y hoy, cinco semanas después, la escena dantesca se repite: otros tres cuerpos desmembrados en bolsas negras, tirados en Soledad de Graciano Sánchez y en la capital.

En tan solo poco más de un mes, suman seis las personas desmembradas y luego abandonadas en distintos puntos del estado.

Esta mañana se reportó el hallazgo de dos bolsas de esas que se utilizan para la basura, con los miembros de dos cuerpos de hombre que presuntamente habrían sido ejecutados y luego descuartizados y luego abandonados en el río Santiago, a unos metros del periférico, lugar donde en otras ocasiones los criminales han abandonado a sus víctimas.

Otra bolsa con restos humanos fue localizada en la calle de Xóchitl, a unos metros del edificio de Seguridad Pública que concentra las oficinas de la Policía Ministerial, Seguridad Pública y Procuraduría General de Justicia. El mensaje que los criminales dejaron junto al bolso de desechos humanos, fue levantado por la policía.

La historia de los descuartizados del 22 de febrero es ésta:

En dos bolsas negras estaban los restos de dos hombres en el municipio de Villa de Ramos en la región del altiplano. En el cruce de las carreteras locales a las comunidades de Dulce Grande y El Barril dejaron abandonadas las bolsas en cuyo interior había dos cuerpos desmembrados y sin cabezas; los restos fueron levantados por el Servicio Forense a fin de identificar a los occisos.

Poco después de las 4 de la tarde de este martes 21 de febrero de 2017, se recibió el reporte a los sistemas de emergencias sobre el hallazgo de restos humanos que se encontraban al interior de bolsas plásticas sobre el cruce de la comunidad Dulce Grande y El Barril.

De inmediato los policías ministeriales capitalinos se trasladaron al sitio, encontrando en el interior de las bolsas, dos cuerpos masculinos con ausencia de extremidad cefálica y dedos de pies y manos.

El personal de Servicios Periciales levantó los indicios correspondientes, y ordenó el traslado de los restos al Servicio Médico Legal para llevar a cabo lo análisis correspondientes y conseguir a través de pruebas de ADN, la posible identidad de las personas.

En aquella ocasión, el secretario de Seguridad Pública, Arturo Gutiérrez había afirmado que ese tipo de ejecuciones obedecía a pugnas entre los propios criminales y había asegurado que la intención de crímenes y descuartizados, tenía la intención de generar pánico en la población.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A+