image

A tres meses de que se lleve a cabo la elección donde habrá de elegirse gobernador, presidentes municipales, diputados locales y federales, existe una negativa de muchos ciudadanos a convertirse en funcionarios de casilla.

En una plática sostenida con un representante del Instituto Nacional de Electoral (INE), del cual se omite su nombre, nos revela que muchas de las personas que resultaron sorteadas para estar en una casilla se han negado a participar bajo diversos argumentos, ya sea por motivos de trabajo o de salud.

En algunos casos, quienes han sido comisionados para realizar las notificaciones a las personas que han sido seleccionadas como funcionarios de casilla, se han encontrado incluso con gente que reacciona de una forma inesperada y que expresa su inconformidad hasta en una forma agresiva, cuando le notifican que estará en una casilla el próximo 7 de junio.

La negativa de muchas personas demuestra que existe apatía y desinterés en participar durante el proceso electoral, es un reto para todos los candidatos propuestos motivar a los ciudadanos acudir a votar el próximo 7 de junio, habrá que recordar que el voto es el mecanismo adecuado para definir quien o quienes estarán en los puestos públicos en los siguientes años.

Lo interesante será también ver como van a integrarse las casillas, si muchas personas se están negando a participar, lo importante es que aún hay tiempo para poder integrar a los ciudadanos a ese proceso.