Astrolabio

Leticia Vaca

El presidente del Comité Directivo Estatal de Morena, Sergio Serrano Soriano, ofreció una rueda de prensa para aclarar que el secretario de Finanzas, Enrique Serrano Contreras, no ha presentado su renuncia ante el instituto que representa, y en cambio la hizo llegar a Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional del mismo. 

“Ante esto, nosotros definimos que es difícil aceptar una renuncia en estos términos; debe ser ante el órgano que te eligió, en este caso es ante el Consejo de Morena, que fue quien lo designó como secretario de Finanzas; segundo, vamos a aceptar la renuncia cuando entregue los estados financieros y toda la documentación que está en su manos”. 

Lo que procede, explicó, es hacer una auditoría externa de cómo se han utilizado los recursos, “que es responsabilidad exclusiva del secretario de Finanzas de Morena”. 

Además, reprochó los señalamientos de Serrano Contreras, quien acusó a la dirigencia de desviar recursos y favoritismos en las pasadas elecciones: “eso raya en la difamación y vamos a recurrir a los órganos internos de Morena para que ellos digan qué procede; sería la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena”, advirtió. 

En ese sentido, aseguró que todos los gastos siempre fueron autorizados por Enrique Serrano, y “ante cualquier anomalía, el responsable es el secretario de Finanzas”. 

Asimismo, cuestionó que a dos meses de que se inicie el proceso de renovación de comités municipales y estatal, el secretario de Finanzas anuncie su interés por dejar su cargo. 

“A nosotros se nos hace muy raro, pero aparte de ese especulamiento, no sabemos si quiere estudiar, ser servidor de la nación o dirigente”, sostuvo. 

Aparte, aprovechó para dejar en claro que sólo los militantes que se afiliaron hasta noviembre de 2017 podrán participar en el proceso de renovación: “ahorita no hay afiliaciones (…) es importante que la gente en el estado sepa, hay gente de diversos partidos políticos y agrupaciones que quieren participar en el proceso de Morena y no se va a poder”, concluyó. 

A+