Astrolabio

María Ruiz

La comunidad LGBT+ realizó su primer “besotón”, una acción originada luego de que una pareja de hombres fuera acosada y denigrada por besarse en Plaza Tangamanga.

Por esta razón, diversas asociaciones y organizaciones que se dedican a la defensa de esta comunidad se manifestaron al respecto, pues señalaron que estas situaciones solo evidencian la discriminación que sufren diariamente por el simple hecho de sus preferencias sexuales.

“Ya han pasado muchas situaciones que nos hacen pensar que pueden haber más agresiones y no lo vamos a permitir. Venimos a decirle a esta Plaza que somos personas pacificas y que no pasa nada. Somos gente de bien”.

Sobre esta línea, enfatizaron que la discriminación que sufre la comunidad LGBT+ se ha acrecentado con el pasar del los años al ser víctimas, no solo de señalamientos o actos discriminatorios, sino también de crímenes de odio.

“En México no se discrimina a la personas por ser heterosexuales, sin embargo, se discrimina, se hace bullying y odia a las personas gay, lesbianas, bisexuales y transgénero. La discriminación empieza con palabras y estás pueden derivar en actos mucho más crueles”, sentenciaron.

Fue así que en punto de las nueve de la noche dieron inicio a una breve marcha dentro de las instalaciones de la Plaza Tangamanga, en donde la comunidad transitó por los diversos pasillos y locales para exigir respeto e inclusión.

Por otro lado, la pareja de jóvenes que sufrieron la agresión señalaron que se sentían muy contentos por el apoyo recibido, además de enfatizar que fueron retirados del lugar por un elemento de seguridad, quien les señaló y les pidió se retiraran del lugar.

“Cuando esto paso me sentí confundido, como era posible que para estar ahí tenía que estar separado de mi pareja. Se sintió feo, pero hoy agradezco todo el apoyo de la comunidad”, dijo Víctor, uno de los jóvenes afectados.

Comunidad LGBT+
A+