Astrolabio

Angélica Campillo

Este jueves 12 de agosto, San Luis Potosí registró 745 casos nuevos de COVID-19, el número más alto desde el inicio de la pandemia en el estado, y aumentó a 326 el número de pacientes hospitalizados por enfermedades respiratorias.

El titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Miguel Ángel Lutzow Steiner, manifestó que la entidad potosina todavía se encuentra en una fase ascendente, debido a que hay una gran transmisión de COVID-19 que se contagia con mayor facilidad.

Por lo que hizo un llamado urgente a toda la población para que, en todos los espacios públicos y privados, lleven a cabo las medidas preventivas, ya que la variante Delta se transmite con mayor facilidad, y ha generado una gran cantidad de personas enfermas.

El funcionario estatal refirió que el problema que existe con la variante Delta es que algunas personas, sobre todo las no vacunadas de cualquier grupo de edad y todas aquellas que no estaban programadas para ser vacunadas en semanas anteriores, son las que principalmente se han enfermado.

Agregó que, desgraciadamente, existen cientos de miles de personas en San Luis Potosí que tienen algún factor de riesgo, que se combina cuando hay neumonía por COVID-19 y es de mal pronóstico.

Además, Lutzow Steiner señaló que las personas vacunadas también se han enfermado y transmitido la enfermedad.

 En ese sentido, reiteró el llamado a la población para que continúe con las medidas sanitarias de prevención, como el uso del cubrebocas, el lavado de manos frecuente, guardar la sana distancia, entre otras.

Explicó que en estas últimas 24 horas se registraron más de 10 defunciones, de las cuales hoy se presentan nueve, que tienen todas las características clínicas y se tiene la certeza que la causa principal de la muerte fue por COVID-19.

“Algo muy triste es que en muchos casos se trata de personas jóvenes que tienen una vida por delante. Muchas de las personas que han fallecido, entre los 29 y los 40 años son jóvenes, que el único antecedente que tenían era obesidad”, explicó.

El titular de los Servicios de Salud dio a conocer que al día de hoy se tienen dos mujeres embarazadas muy graves por COVID-19 en la Huasteca potosina, “son muchísimas razones por las cuáles les pedimos que reforcemos las medidas preventivas”.

Lutzow Steiner refirió que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reveló que el relajamiento de las medidas preventivas es lo que ha impulsado esta tercera ola epidémica, “y tenemos que hacer caso de estás recomendaciones que emiten los organismos internacionales”.

Al día de hoy, hay 326 personas hospitalizadas por enfermedades respiratorias, de las cuales 98 se encuentran estables, 188 graves, y 40 intubadas; de este total de pacientes internados, 223 son positivos a COVID-19, 31 negativos, mientras que 72 se encuentran pendientes de resultado.

A+