POR. ASTROLABIO

Se estima que dos de cada 10 personas presentan algún tipo de ametropía (falla visual), entre los más comunes están el astigmatismo y la miopía; los cuales pudieron ser corregidos desde la edad infantil, indicó la oftalmóloga del Seguro Social Reyna Ivonne Tello Medina.

En el regreso a clases, recomendó a los padres de familia que lleven a sus hijos (as) a consulta médica de oftalmología, a fin de que el especialista realice una valoración de agudeza visual.

La oftalmóloga del Hospital General de Zona No. 50, expuso que los errores visuales afectan el aprendizaje de los niños (as), causándoles específicamente dolores de cabeza, irritación en los ojos, lagrimeo, así como una falta de interés por la lectura y concentración en el estudio.

“Desafortunadamente no tenemos una cultura para cuidarnos la vista, generalmente acudimos al médico cuando ya están presentes las molestias”, refirió la especialista del IMSS.

Señaló que a partir de los tres años de edad, es la etapa más propicia para descartar o detectar a tiempo algún tipo de error  visual que pudiera presentar el pequeño (a) en su visión; de esta manera, se pueden establecer las correcciones necesarias para ayudar al menor a tener una mejor visión.

Es importante considerar que los primeros siete años de vida de la persona, son cruciales para realizar acciones correctivas y con una gran posibilidad de mejora debido a que el cerebro cuenta con una mayor plasticidad.

La oftalmóloga puntualizó que es necesario el uso de lentes con la graduación precisa, como una medida correctiva, por lo tanto, los padres de familia y maestros, deben apoyar al niño (a) y hacer hincapié en que los anteojos,  ayudarán a facilitar su aprendizaje, por lo que no deberán importarles las burlas.