Astrolabio

Por Samuel Estrada

El vocero del arzobispado de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera lamentó que ya se le haya dado “tantas vueltas” al asunto del desafuero del diputado Enrique Alejandro Flores Flores, señaló que desconoce si es culpable o inocente, pero no debería de ser tan difícil y tardado el que pueda afrontar las acusaciones sin tener de su lado la influencia que significa ser legislador.

Comentó que desde su origen el fuero fue una protección para evitar que en ciertos puestos, haya acusaciones infundadas en represalia por su actividad como servidor público, sin embargo esto se ha transformado en un aprovechamiento de gente sin escrúpulos para tener impunidad y hacer lo que se les plazca al margen de la ley.

Insistió, “ya se le ha dado muchas vueltas al asunto, lo que sí es claro es que hay un caso de corrupción que no ha tenido castigo y no solo a él (Enrique Flores) sino a todos los involucrados, pero la realidad lo vemos difícil, la corrupción ha llegado a altas esferas y el hecho es que hasta uno de los principales involucrados sigue como diputado, hasta fue reelegido como presidente de su partido, es una burla”.

A+