Astrolabio

Antonio González Vázquez

La ciudad de San Luis Potosí se ubicó entre los primeros 70 municipios del país considerados con mayor grado de violencia, según  el diagnóstico emitido por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A. C., que estudió el tema de la inseguridad que prevaleció el año pasado en 230 ciudades de la república.

En el diagnóstico que presentaron ayer, se midieron aspectos como homicidio doloso, secuestro, violación, lesiones dolosas, violencia y extorsión. Lo anterior  hace cuestionarse sobre el papel que están ejerciendo las autoridades de seguridad de los diferentes órdenes de gobierno ante este fenómeno.

En un comunicado de prensa, el Presidente del Comité Directivo Municipal del Partido Acción Nacional, PAN, Maximino Jasso Padrón, dijo que estos resultados muestran la irresponsabilidad administrativa del gobierno municipal que sigue sin priorizar acciones concretas de prevención.

“Seguimos siendo considerados entre los municipios más violentos, nos encontramos en la posición número 67, y pareciera no importar que llevamos casi un año sin titular de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal, y no cabe duda que no sólo son irresponsables en materia de seguridad, sino también  en los servicios municipales que engloban la prevención del delito, como es el alumbrado público y la accesibilidad vial que continúan ausentes de una verdadera estrategia de trabajo”.

Entre los hallazgos de este documento se encuentra que sesenta y siete de los 230 municipios presentan tasas de homicidio superiores a la nacional que en 2017 fue de 20.51, según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Otros de los municipios que acompañan a la capital potosina, como más violenta, son Soledad de Graciano Sánchez, ubicándose en la posición 83, Matehuala en la número 85, Tamazunchale en la 153 y Ciudad Valles en la 180.

“No es posible que estemos en tan mal lugar, toda vez que se han jactado que han proyectado avances tecnológico con cámaras y drones de seguridad, así como estrategias de combate a la delincuencia. Hemos visto también que en el caso de la vialidad no existen policías suficientes, ha quedado constatado con la ola de asaltos en los autobuses urbanos que no reciben auxilio de personal policial”.

El líder del albiazul en la capital, añadió que con estos resultados quedan asentadas las ineficaces políticas gubernamentales de prevención del delito basadas en subsidios, cursos y en acciones no coercitivas en general.

A+