Astrolabio

Angélica Campillo

Aunque hubo argumentos por parte de diferentes legisladores sobre falta de información en el dictamen para la gratuidad de las licencias de conducir y el impacto presupuestal que tendría esta propuesta, finalmente, con 26 votos a favor y uno en contra, fue aprobado por el Congreso del Estado.

El diputado Juan Francisco Aguilar Hernández refirió que la Ley de Ingresos vigente estimó en el 2021 una recaudación por concepto de licencias de conducir de aproximadamente 630 millones de pesos, cantidad que representa el 15 por ciento del total de ingresos propios, números que, de entrada, hacen dudar que la propuesta materializada en el dictamen tenga viabilidad para finanzas públicas sanas.

El integrante de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) aseveró que ni la iniciativa ni en el dictamen se contempla el impacto que estas medidas tendrían en el ingreso que se conoce como asistencia social, y que se establece en el artículo 93 de la Ley de Hacienda del Estado.

“Este ingreso representa el equivalente al 25 por ciento de los derechos que por cualquier concepto pagamos todos los ciudadanos, dinero que debe de ser destinado preferentemente a proporcionar servicios de asistencia social, ayudando a personas o familias en situaciones vulnerables”, señaló.

Agregó que la fracción del PAN estará atenta al informe que, por obligación, el Poder Ejecutivo debe proporcionar respecto de la recaudación y aplicación de dichos recursos.

El diputado panista indicó que las licencias para conducir de automóviles particulares y motocicletas serán casi gratuitas, ya que no se debe olvidar que deberán pagar el concepto de formas valoradas, que actualmente es de 1 Unidad de Medida y Actualización (UMA), la cual esperan que para el 2022 no aumente.

Puntualizó que con la expedición de las licencias gratuitas, no hay un beneficio real para las y los potosinos que están al margen de la pobreza, puesto que no cuentan con automóvil y hacen uso del transporte público.

En ese sentido, adelantó que hoy el PAN presentará la iniciativa para que el “piso sea parejo” y las licencias de trasporte público tengan también tasa cero, “y esperemos que las y los legisladores de la Comisión de Hacienda del Estado den trámite a ella en un plazo similar al que se empleó para la iniciativa que hoy se está resolviendo”.

A pesar de lo anterior, todos los integrantes de la fracción parlamentaria del PAN votaron a favor del dictamen de la entrega de licencias gratuitas permanentes en San Luis Potosí.

Por su parte, la diputada Gabriela Martínez Lárraga, quién fue la única en votar en contra del dictamen, criticó que en el documento no incluye el análisis de los recursos que dejará de percibir el Estado por la entrega de licencias gratuitas.

Recalcó que la iniciativa no puede ser aprobada hasta en tanto el Poder Ejecutivo no remita la información concerniente a la afectación, o no afectación, que con ella se generaría al balance presupuestario del Estado.

Asimismo, propuso que el dictamen se regrese a la Comisión de Hacienda y se modifique, jurídica y socialmente, “porque a la gente le debemos rendir cuentas claras y no actos meramente populistas”.

Durante su intervención en tribuna, el diputado José Luis Fernández Martínez reveló que el Estado dejará de percibir menos de 100 millones de pesos anuales debido a la gratuidad de las licencias de conducir.

Sin embargo, explicó que en el capítulo 1000 del Gobierno del Estado, correspondiente a la nómina de los trabajadores, misma que asciende a nueve mil millones de pesos, hay una “ventana de oportunidad” para subsanar la falta de recaudación por concepto de las licencias, dando a entender que habría despido de personal.