Astrolabio

Antonio González Vázquez

La Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado aprobó el pago de un millón de pesos a un empleado que fue despedido hace siete años.

En el punto cuatro del acta número 61 de la sesión de la Jucopo celebrada el pasado 10 de diciembre, se expone el oficio signado por la oficial mayor, Marisol Deniz Alvarado Martínez, “por el que informa los acuerdos tomados en atención al acuerdo JCP/LXII-II/54/2019, relacionado con el laudo laboral del expediente 1167/2012/E-5, y solicita autorización para realizar el pago negociado que corresponde”.

En el acuerdo fue aprobado por mayoría y se precisa que “se autoriza el pago de un millón de pesos por concepto de pago total de las prestaciones para dar cumplimiento al laudo laboral del expediente 1167/2012/E-5, con terminación de la relación laboral, sin responsabilidades para la parte patronal”.

El expediente corresponde a la demanda promovida por Francisco Salas González por “nulidad del finiquito, reinstalación y otorgamiento de nombramiento como Programador Especializado Nivel 13 y Prestaciones Correspondientes”.

El empleado que había sido despedido obtuvo amparo laboral directo “condenando al H. Congreso a la reinstalación y pago de salarios caídos”.

La actual Legislatura se negó a cumplir el laudo en los términos expuestos y, a través de la Oficialía Mayor, se inició una negociación con la parte demandante, en cuyo caso se acordó el pago de un millón de pesos con la aceptación de la conclusión de la relación laboral con el Congreso del Estado.

A+