Leticia Vaca

Pese a que diferentes instituciones han dado el respaldo para la aprobación de la Ley Lila, iniciativa ciudadana que propone reformar la fracción XVI y adicionar la fracción XVII al artículo 4° de la Ley de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia del Estado De San Luis Potosí, con la finalidad de reconocer la violencia que se ejerce contra las mujeres en los espacios públicos como un tipo específico de violencia de género, el Congreso del Estado ha retrasado su aprobación. 

Tanto la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), el Centro de Justicia para Mujeres (CJM), la Clínica de Litigio Estratégico de la Maestría en Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), la Coordinación Municipal de Derechos Humanos, la Asociación Civil Educación y Ciudadanía (Educiac), el Centro Municipal de Prevención Integral y al menos nueve Colectivas de Feministas Universitarias han dado su respaldo a la iniciativa ciudadana.

Incluso el día de ayer, en correspondencia de la sesión ordinaria de la LXII legislatura, se notificó que la Colectiva Sororidad Activa, mediante oficio, también pidió la aprobación de dicha ley. 

La iniciativa fue presentada el pasado 23 de noviembre de 2019, la cual fue turnada a la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Género. 

Además, desde el 1 de marzo las promoventes también solicitaron la realización de un foro público con los integrantes de la LXII legislatura, el cual propone entablar un diálogo, disipar dudas, realizar aclaraciones y presentar oralmente el proyecto. Como fecha tentativa para la realización de dicho foro, se propuso que se llevara a cabo el pasado 24 o el 31 de marzo, sin embargo no se realizó.