Astrolabio

Angélica Campillo

El diputado Cuauhtli Badillo Moreno aseguró que estarán al pendiente de que en la “limpia de personal” que se plantea llevar a cabo en la Auditoría Superior del Estado (ASE), se vigilará que no haya recomendados del gobernador Ricardo Gallardo Cardona.

A consideración del diputado de Morena, la ASE necesita una “limpia”, pues la exauditora Rocío Elizabeth Cervantes Salgado perdió la confianza de la ciudadanía y del Congreso del Estado, debido a los resultados que entregó sobre las cuentas públicas del ejercicio fiscal 2021.

“Vamos a estar expectantes y cuidando el tema de la Auditoría Superior del Estado porque es el órgano que tiene que revisar las cuentas y que decirle al Congreso cómo están las cosas y nosotros tomar esta determinación. Vamos a seguir impulsando la rendición de cuentas claras y transparentes”, señaló.

En relación a cómo no caer en las mismas prácticas que gobiernos anteriores, para colocar en la ASE a personajes afines o recomendados por el Ejecutivo Estatal, el diputado aseguró que va a ser un nuevo mecanismo que va a tomar la Comisión de Vigilancia.

“Nosotros en su momento vamos a analizar los criterios y vamos a respaldar, o no, estos nuevos ejercicios”, insistió.

El diputado pugnó para que la ASE vuelva a ser el ente independiente que dé cuentas transparentes y sin sesgos, para que las y los legisladores puedan tomar las mejores decisiones.

Cuauhtli Badillo manifestó que para la reestructuración de la ASE estarán pendientes de los perfiles que envíe el Poder Ejecutivo para ocupar la titularidad de la institución; los analizarán a fondo y verán que sea gente capacitada, con experiencia y “con ganas de dar buenos resultados”.

Por separado, el diputado José Luis Fernández Martínez refirió que la Comisión de Vigilancia ordenó auditar a la ASE, y en un primer análisis de información pública se dio a conocer que solo el 40 por ciento de los empleados de la institución están dedicados a labores de fiscalización, mientras que el 60 por ciento restante están ubicados en áreas que no tienen que ver con la función de la Auditoría, lo que genera muchas dudas con respecto al trabajo que realiza.

A consideración de Fernández Martínez, la Auditoría ha cargado con compromisos políticos durante muchos trienios, y se ha llenado de trabajadores que no tendrían ninguna razón de estar ahí.

Según el diputado del Partido Verde Ecológista de México, ahora que la ASE no se encargará de auditar recursos federales, únicamente la parte estatal, su carga de trabajo va a disminuir a la mitad, por lo que es importante que haya una reestructura administrativa dentro de la dependencia.

“Aprovechando este momento de transición tan importante que va a tener, y dedicar la mayor cantidad de recursos a la fiscalización, que es lo que da origen a la creación de esta institución”, apuntó.

A+