Por: Redacción

Busca refugio. Nunca te pares debajo de un árbol grande ni pequeño y evita estar cerca de cables de electricidad ya que son excelentes conductores de electricidad y pueden causar la muerte o heridas graves. Busca refugio cerca o debajo de una estructura rocosa, como una caverna o algo por el estilo.

Mantente alejado de las ventanas. Mantén cerradas las ventanas y trata de permanecer dentro de las habitaciones de la estructura. Las ventanas proporcionan un camino directo para que el rayo viaje.

No toques nada metálico o eléctrico. Utilizar un teléfono de línea terrestre es la principal causa de heridas relacionadas con los rayos.

No toques ningún enchufe eléctrico (tomacorrientes) durante una tormenta. No desconectes dispositivos durante una tormenta eléctrica, ya que el rayo podría llegar hacia ti.
No te recuestes sobre pisos o paredes de concreto. La mayoría de concretos tienen una malla de alambre que puede conducir electricidad.
Quédate fuera de la bañera o ducha y evita las piscinas bajo techo.
Dentro de un automóvil, evita tocar las partes del marco metálico y el vidrio del automóvil.

Quédate adentro de tu vivienda. Mantente adentro al menos 30 minutos después del último rayo. No salgas si la lluvia empieza a amainar. Aún existe un riesgo importante de que un rayo caiga de una tormenta que se aleja.
Sal del agua. Si estás pescando o nadando, sal del agua inmediatamente y aléjate del cuerpo acuoso. Estar cerca del agua es extremadamente peligroso en medio de una tormenta eléctrica.

Dispérsate. Si te ves atrapado en una tormenta eléctrica con un grupo de personas, mantén una distancia de al menos 15 a 30 metros entre cada persona.

Leave a Reply