Astrolabio

Angélica Campillo

La diputada Bernarda Reyes Hernández reveló que la consulta a los pueblos originarios resultó más cara de lo previsto debido a que aumentaron las sedes de reunión, aunque no dio a conocer la cantidad exacta.

Reyes Hernández explicó que para dar cumplimiento a la Acción de Inconstitucionalidad que ordenó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y realizar la consulta a pueblos originarios, el Poder Legislativo destinó alrededor de 5 millones de pesos.

Aunque refirió que los gastos aumentaron debido a la logística, como lo destinado para la renta de sillas y mesas, entre otros, el Congreso del Estado ha tenido la oportunidad de cubrir hasta el último día que se tiene previsto llevar a cabo este ejercicio.

La diputada indicó que el próximo sábado 6 de agosto se llevará a cabo la última reunión para la consulta a los pueblos originarios en la comunidad de Guadalupe Victoria, perteneciente al municipio de Tancanhuitz.

De acuerdo con Reyes Hernández, la consulta implica un compromiso para redoblar esfuerzos y visibilizar los derechos de los pueblos y comunidades indígenas y afrodescendientes.

Dijo entender las diversas ocupaciones de sus compañeros diputados, que si bien no asistieron a las reuniones de la consulta, enviaron a sus representantes, situación que consideró comprensible, sin embargo, apuntó que este ejercicio es un acto de voluntad y de disposición, y será la ciudadanía quien valorará el desempeño de los legisladores.

Respecto al foro con integrantes de la comunidad afrodescendiente que no se llevó a cabo el pasado 1 de agosto debido a que los interesados no se presentaron, la diputada comentó que el día de la entrega de la convocatoria, los representantes de la comunidad reportaron que tenían dificultad para convocar a la población, puesto que tiene presencia en la entidad potosina, pero de manera dispersa.

Refirió que el Congreso del Estado solicitó a los integrantes de la comunidad afrodescendiente que, en caso de querer cambiar de sede, lo hicieran del conocimiento por escrito, situación que no ocurrió,

Aunque, el deber de los legisladores es garantizar su derecho de participación, si no acuden, no los pueden obligar.

Reyes Hernández apuntó que se está replanteando la realización del foro con la comunidad afrodescendiente, pero necesitan ubicar alguna sede que les sea accesible y, sobre todo, donde puedan encontrar que existe un número idóneo de integrantes de esta comunidad para reunirse y generar sus aportaciones.

A+