Astrolabio

Antonio González Vázquez

Con su metodología ampliada de seguimiento a la realidad delictiva y violenta que se vive en el país, la organización México Cómo Vamos, en su indicador, Semáforo Delictivo, coloca a San Luis Potosí con ocho de once focos rojos de alarma en materia de delitos del fuero común. La capital es el municipio con más inseguridad; el homicidio aumentó 67 por ciento.

El indicador correspondiente al mes de enero tiene en focos rojos los delitos de homicidio, narcomenudeo, robo a vehículos, robo a casa, robo a negocios, violación, violencia sexual y feminicidio.

Tiene en luz ámbar, los delitos de secuestro y lesiones, mientras que con luz verde solo está la extorsión.

Entre tanto, en el caso de los municipios que son evaluados, la capital del estado es el municipio que presenta más focos rojos. De los ochos delitos que se miden por municipio, la capital tiene cinco focos rojos. Se trata del homicidio, robo de vehículo, robo a casa, robo a negocio y lesiones.

La capital tiene en ámbar la violación y en verde, la extorsión y el secuestro. Respecto del homicidio, la capital tuvo un crecimiento del 67 por ciento respecto del mismo mes correspondiente a 2017.

El municipio de Soledad de Graciano Sánchez tiene seis focos rojos: homicidio, robo a vehículo, robo a casa, robo a negocio, lesiones y violación. Tiene en verde secuestro y extorsión.

De los municipios evaluados, con todos los focos en verde aparecen solo cuatro municipios: Aquismón, Salinas, Santa María del Río y Xilitla. El resto de municipios tiene problemas de inseguridad.

Para intentar detener la espiral de violencia en la capital y zona metropolitana con Soledad, ambos ayuntamientos contrataron los servicios de José Luis Urban Ocampo que fue director de Seguridad Pública en el gobierno de Fernando Toranzo, hasta que fue despedido por extorsionar, vía telefónica a un candidato del PAN a la alcaldía de Soledad en 2015.

A+