lavado

Ciudad de México.- El subprocurador general de Estados Unidos, Kenneth Blanco, reveló que las organizaciones criminales que operan en México y en la Unión Americana lavan 29 mil millones de dólares al año.

Agregó que esa cifra deja claro que el problema no es únicamente mexicano ni sólo estadunidense sino bilateral, porque impacta las economías de ambos países, por lo que instó a firmar convenios de colaboración en la materia.

Durante la inauguración del programa de capacitación en juicios orales que imparte la Procuraduría Fiscal de la Federación a un grupo de abogados mexicanos con asesoría de expertos de Estados Unidos en la materia, Blanco agregó que el problema debe tener un enfoque proactivo en lugar de actuar únicamente de manera reactiva frente a las detenciones en flagrancia.

Manifestó que las autoridades deben dedicarse mayormente a perseguir y desmantelar las redes del crimen organizado.

Lavado en México y EU llega a 29 mmdd; inauguran programa de capacitación en juicios orales

El subprocurador general de Estados Unidos, Kenneth Blanco dijo que el problema no es sólo mexicano o estadunidense, sino bilateral y que impacta a las dos economías.

El subprocurador general de Estados Unidos, Kenneth Blanco, reveló que las organizaciones criminales que operan entre México y la Unión Americana lavan 29 mil millones de dólares al año.

Agregó que esa cifra deja claro que el problema no es únicamente mexicano ni sólo estadunidense sino bilateral, porque impacta las economías de ambos países y del mundo.

Luego de reconocer que el problema es compartido, comentó que la solución tiene que ser igual, compartida entre los gobiernos de las dos naciones, a través de convenios de colaboración.

Blanco habló así durante la inauguración del programa de capacitación en juicios orales que imparte la Procuraduría Fiscal de la Federación a un grupo de abogados mexicanos con asesoría de expertos de Estados Unidos en la materia.

El curso en sí mismo representa el inicio de una colaboración muy importante en el combate contra los delitos financieros y fiscales, tanto en México como en Estados Unidos, comentó el funcionario estadunidense.

Acto seguido informó que “se estima que entre nuestros países las organizaciones criminales lavan aproximadamente 29 billones de dólares cada año”, una cifra que traducida al español se lee como 29 mil millones de dólares.

“Esta cifra nos deja claro que el problema no es únicamente mexicano o únicamente estadunidense, sino una problemática bilateral que impacta a las economías de ambos países y francamente del mundo entero”, indicó.

Luego reconoció que “el problema es compartido, por lo que también tenemos que compartir la solución”, y explicó que ese es el espíritu del curso, en el que se impartirán conceptos básicos del sistema de justicia penal acusatorio.

A los participantes también se les darán a conocer generalidades del sistema financiero mexicano e internacional.

El subprocurador general de Estados Unidos explicó que este curso de capacitación es muy importante, porque los papeles y las responsabilidades de los fiscales e investigadores mexicanos van a cambiar drásticamente bajo el nuevo sistema de justicia en México.

Al respecto, abundó que conforme al nuevo código, los fiscales y los investigadores van a tener más autonomía para enfocarse, dijo, en los casos más trascendentes.

“Ellos estarán en posibilidad de realizar investigaciones proactivas, en lugar de actuar únicamente de manera reactiva frente a las detenciones en flagrancia. Esto significa que las autoridades podrán dedicarse mayormente a perseguir y desmantelar las redes del crimen organizado”.

Dijo aplaudir la participación de los abogados del gobierno mexicano en el curso de capacitación, y confió en que todos utilizarán en el futuro los conocimientos y herramientas que ahí se les proporcionarán para construir lo que llamó “las fuerzas bilaterales contra los delitos financieros”.

“Es importante enfatizar que lo anterior es producto de un trabajo conjunto entre el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la Procuraduría Fiscal de la Federación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Como compañeros en el combate contra los delitos financieros y fiscales, desarrollamos un programa especializado diseñado para lograr un fortalecimiento institucional efectivo”.

Según Blanco, el curso de capacitación al que se hace referencia es un ejemplo, una muestra del esfuerzo permanente y compartido que realizan México y EU contra delitos financieros.

Al concluir, destacó que el gobierno de Estados Unidos está listo y dispuesto para apoyar los esfuerzos del gobierno mexicano, así como “de nuestros nuevos socios” de la Procuraduría Fiscal de la Federación de la SHCP.

Reto

En su oportunidad, el procurador Fiscal de la Federación, Javier Laynez Potisek, agradeció el apoyo de Estados Unidos, en particular del Departamento de Justicia y de la oficina de Blanco para la impartición del curso.

Comentó que México está dando un paso trascendental, “el más importante en los últimos 50 años”, en materia de investigación y administración de justicia.

Explicó que pasar al sistema penal acusatorio es un reto gigantesco, porque implica una serie de instrumentos que no estamos acostumbrados a utilizar en nuestro país.

La trascendencia del cambio es de tal magnitud que algunas instituciones mexicanas no se dan cuenta del reto que significa transitar a un sistema en el que se utilizarán instrumentos de investigación que son ajenos a la tradición jurídica mexicana.

Nuevo sistema de justicia

Programa de capacitación en juicios orales que imparte la Procuraduría Fiscal de la Federación contempla:

El procurador Fiscal de la Federación, Javier Laynez Potisek, explicó que el nuevo proceso acusatorio va a cambiar la manera de actuar del abogado defensor, del fiscal, de los testigos, de los peritos, los cuales serán llamados a testificar.
El cambio es difícil porque a los abogados mexicanos no se les enseñó el sistema penal acusatorio en las aulas de la Facultad de Derecho y porque, en consecuencia, éste es ajeno a la tradición jurídica mexicana.
Los participantes fueron exhortados en el curso a poner todo su esfuerzo en la capacitación y a aprovecharlo al máximo para enriquecer su currículum y ser más exitosos.
En el evento también participó el subprocurador Fiscal Federal de Investigaciones de la Procuraduría Fiscal de la Federación, Ulises Gómez, quien comentó que el curso de capacitación que se imparte a los abogados mexicanos con la asesoría de Estados Unidos es un esfuerzo de colaboración sin precedente entre ambos países.