Marite Hernández Correa / Foto de archivo

Leticia Vaca

El no hablar de temas de seguridad es una manera de evadir su responsabilidad, sentenció la diputada Marite Hernández Correa, integrante de la Comisión Especial de Atención a Denuncias de Periodistas, respecto a la decisión del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Jaime Ernesto Pineda Arteaga, de informar sobre la situación que se vive en la entidad a través de comunicados de prensa.

“Ellos tienen que exponer cifras, estar al pendiente de todos los temas que hay en la materia; deben de dar la cara a la ciudadanía porque tienen una alta responsabilidad de velar por los derechos”, sentenció la legisladora.

El esconderse y no dar la cara, dijo, es para cuestionar “qué tipo de gobierno tenemos; hay demasiadas problemáticas”.

Lo más grave, sostuvo, es que pueda llegar a normalizarse la violencia y “esto no puede ser; los ciudadanos no podemos llegar a acostumbrarnos a vivir con miedo, tenemos un estado democrático que tiene recursos precisamente para implementar medidas de prevención, medidas eficaces, que sean reales, pero si no lo está haciendo debe haber un llamamiento a todas las secretarías”.

Lo mejor es “ya rezar”, dice Beatriz Benavente

Aparte, la diputada Beatriz Benavente Rodríguez, también integrante de la Comisión Especial de Atención a Denuncias de Periodistas y presidenta de la Comisión de Seguridad Pública y Reinserción Social, acusó que “evidentemente están siendo rebasadas las autoridades. ¿Cómo puede ser posible que existan tantos muertos y tan pocos resultados en la mayoría de los casos?”.

“Lamentablemente pareciera que uno es negativo, pero no hay manera de que uno pueda tener confianza de que se va a investigar cuando existen muestras claras de que las cosas no se están resolviendo”, añadió.

Ante este panorama, Benavente Rodríguez sugirió que en este momento es mejor “ya rezar, porque ya llamados para qué, si no se hace nada, no es que uno quiera manchar el nombre de los titulares de las diferentes áreas, la realidad ahí está y las autoridades están rebasadas”.