Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

Aunque la Universidad Autónoma de San Luis Potosí se ufana de haber realizado un proceso de reingeniería desde 2015 para responder con eficiencias y oportunidad al derecho de acceso a la información pública, en el semáforo de cumplimiento de la difusión de información de oficio, la UASLP apenas alcanza el 76.88 por ciento.

La Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública había otorgado al cierre de 2016, un puntaje de 73.77 por ciento a la UASLP que, el primer trimestre de 2017 apenas avanzó 3 puntos porcentuales.

En el reporte del estado que guarda la difusión de la información  pública de oficio en la administración  pública del estado, los comisionados colocan a la UASLP en semáforo amarillo, es decir, que se mantiene prácticamente sin avance en la mejora de sus esquemas de acceso a la información pública en lo que va del año.

Antes de que se diera a conocer el semáforo con un resultado apenas regular para la Universidad, los principales directivos de ésta, encabezados por el rector recibieron un curso de capacitación por parte de la directora de Capacitación de la CEGAIP, Paulina Sánchez del Pozo.

Al respecto, la universidad reportó que la reunión tuvo la finalidad de promover la cultura de transparencia y rendición de cuentas.  A través de esta capacitación, todas las entidades y áreas de la Universidad conocieron las obligaciones y alcances en materia de transparencia para cumplir cabalmente con ellas.

En su discurso el Rector, Manuel Fermín Villar Rubio destacó que la universidad tiene que cumplir con la garantía de acceso a la información pública del estado.

Aseguró que nuestro país ha llevado en los últimos años una reingeniería normativa con la finalidad de estructurar un sistema eficaz de rendición de cuentas y en el que convergen grandes disposiciones fiscales, administrativas, de vigilancia, disciplina financiera, así como un nuevo sistema de transparencia y manejo de información pública, desde luego, protección de datos personales.

Este paradigma es vigente a partir del 2015 en el ámbito federal, y 2016 en el Estatal, por tal motivo se busca homologar los procesos y procedimientos del ejercicio del derecho del acceso a la información con la finalidad que los ciudadanos puedan contar con una herramienta efectiva que promueva la participación ciudadana y como consecuencia el mejoramiento de las prácticas que se realizan desde cualquier ámbito institucional.

Apuntó que la Universidad Autónoma de San Luis Potosí es una institución comprometida con los procesos de evaluación externa que han permitido enriquecer la visión y mejorar el trabajo que realiza la comunidad. 

“Reconocemos el papel como institución pública, pero más allá sabemos que nuestra función primordial radica en la formación de ciudadanos que adquieren habilidades profesionales para transmitir y desempeñarse exitosamente en el mundo laboral, pero más importante aún buscamos promover valores y principios que orienten su actividad al continuo mejoramiento de su entorno y aportar soluciones innovadoras en los problemas de la sociedad.

Es así que promover en los universitarios una auténtica cultura de participación, transparencia y rendición de cuentas, impulsa un sistema de vida demográfico que fortalece el adecuado gobierno de toda institución pública y es la sociedad la que debe conocer el resultado del trabajo encomendado.

 

A+