Leticia Vaca

Los permisionarios del transporte urbano tendrán una prórroga de 90 días para cumplir con los compromisos de mejora que deben hacer a sus unidades, de lo contrario el aumento de 30 centavos que fue aprobado será retirado, aseguró la diputada Alejandra Valdés Martínez, presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

“Se retirará este aumento y nada más se dará una tarifa diferenciada a los que sí cumplan, y los que no tendrán que ser sacados de circulación; todos sabemos que el tema de las cámaras de compensación es un tema que ha estado haciendo retrasado por la empresa Urban Pass”.

En este sentido, advirtió que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) trabaja a nivel jurídico para que Margarito Terán, concesionario de la empresa Urban Pass cumpla “o si no se le sean retiradas las concesiones”.

También, abundó, podrían ser retiradas las unidades que no cumplan con el pase de revista y las que ya hayan cumplido los 10 años de uso “que son permitidos para las unidades”.

Hasta el momento, informó, de acuerdo con la información que proporcionó la SCT, sólo el 60 por ciento del total de las unidades cuenta con las condiciones para que se les haya aprobado el aumento, el 40 por ciento restante serían los camiones que pertenecen a la empresa Urban Pass.

Asimismo, se dijo confiada en que durante los 90 días de prórroga que fueron otorgados se logren las mejoras en las unidades “y los que no cumplan, retirarle la concesión y dejarle el paso a quien sí esté cumpliendo y ver de qué manera el Gobierno puede tomar el toro por los cuernos y hacerse cargo del transporte público”.

Por último, exhortó a los usuarios del transporte público a adquirir las tarjetas de prepago para asegurar que efectivamente se paguen los nueve pesos con 80 centavos, ya que, reconoció, “por ahí hemos visto algunos anuncios en los que se mal informa y se habla que aumentó a 10 pesos, pero para que se pague lo justo se puede comprar la tarjeta de prepago”.