lderes-del-senado

 

Ciudad de México (05 de febrero de 2016).- Los diputados en San Lázaro parecen estar tomando todas las previsiones necesarias en una labor que no es meramente la de legislar, sino en la relacionada a su seguro de vida. Y es que si la muerte de alguno de los integrantes de la actual legislatura fuera por causas naturales o por algún accidente, el nuevo seguro adquirido por el Congreso daría a sus familiares directos cerca de 5 millones 200 mil pesos.

Pero la suma aumenta conforme las causas de un posible fallecimiento se van volviendo más “complejas”. Si la muerte fuera por accidente en un avión o algún medio de transporte serán 10 millones de pesos. Pero si la muerte fuera “accidental colectiva” se pagará a la familia del diputado una triple indemnización, por una suma de hasta 15 millones de pesos.

Los 15 millones de pesos se pagarían si son víctimas de un accidente en transporte público que no sea aéreo o marítimo o sea víctima de un incendio, derrumbe o temblor en establecimientos como cines, elevadores, restaurantes u hoteles

De acuerdo a información del periódico El Universal, los seguros de vida se contrataron con Banorte en un contrato por más de 71 millones de pesos firmado el último día del año pasado.

Las pólizas de seguros cubren también las pérdidas de órganos por accidente. Si se pierde la vista la póliza pagará el 100%, si se pierde el índice de cualquier mano, 105

También están contemplados los padecimientos crónicos y los trasplantes de órganos. Los tipos de cáncer, la leucemia, los linfomas y la enfermedad de Hodgkin están cubiertas.

No es la primera vez que el gasto público se destina al beneficio de los integrantes de las Cámaras. En diciembre del año pasado se aprobó la entrega de un bono por 180 millones de pesos repartidos entre los diputados de cada bancada.

Para 2016, los diputados aprobaron el rubro “otros subsidios y subvenciones” que cuenta con un presupuesto de mil millones 241 mil pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación. Este monto es comparable, aunque se queda ligeramente corto, al presupuesto del programa Escuelas de Calidad que atiende a los estudiantes en zonas vulnerables.

El costo de una póliza similar para un ciudadano común sería de 27 mil pesos al año.

Se aseguran, pero no dejan de faltar.

Los diputados son, en teoría, sujetos a descuentos por faltas. Sin embargo, eludir estos es algo común. Una falta no justificada implicaría una reducción de más de 5 mil pesos, sin embargo los legisladores no han tenido que presentar justificantes para faltar, sino que piden un “Permiso de la Mesa Directiva” mediante el cual pueden ausentarse sin descuento.

Estos permisos se solicitaron 618 veces en el primer periodo de la Legislatura. 70% de los miembros de la bancada panista pidieron entre una y seis veces esta autorización para ausentarse del pleno.

Las faltas se han registrado desde una hasta 17 veces por diputado y siete de cada 10 faltistas lo hacen mediante uno de esos permisos.

Fuente: NW Noticias.