Leticia Vaca

“Si yo ejerciera el tráfico de influencias no estaría ganando 12 mil pesos, eso es lo que ella recibe”, respondió Sonia Mendoza Díaz a las declaraciones de Ciudadanos Observando, la cual dio a conocer que tanto la presidenta da la Directiva del Congreso como Rubén Guajardo tienen hermanos trabajando en la CEDH, y advirtió que ningún organismo autónomo debe permitir que los diputados coloquen gente. 

La legisladora aseguró que ninguno de sus hermanos está metido en política, y puntualizó que “ellos tienen sus propios empleos; nunca he usado mis encargos públicos para promover ni a un familiar ni mucho menos a un pariente”.

Asimismo, señaló que su hermana es abogada, tiene especialidad y estudia una maestría en derechos humanos.

“De mi nadie puede decir que yo he acomodado a mis hermanos o a mi familia en alguna posición, a pesar de sí estar en posiciones privilegiadas (…) tengo otros siete hermanos que tienen sus empleos y nunca he utilizado mis posiciones políticas para beneficiarlos”, reiteró.

Sonia Mendoza atribuyó las declaraciones de la organización civil a que se utiliza la información para desprestigiar y desacreditar, “cuando el acceso a la información debería ser utilizado para que haya transparencia, rendición de cuentas, y no para descalificar”.