Abelardo Medellín

Los problemas derivados de la migración y los delitos que se cometen en contra de extranjeros en el estado, “no tienen su origen en San Luis Potosí”, sino que son consecuencia de las situaciones migratorias que se dan en la frontera sur de México, así lo indicó el gobernador Juan Manuel Carreras López.

Lo anterior, luego de que este martes 14 de septiembre, un grupo armado privó de su libertad a 38 personas en el municipio de Matehuala, quienes posteriormente fueran rescatadas horas más tarde gracias a un operativo coordinado por la Policía de Investigación (PDI) de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Al respecto, el gobernador comentó que este levantamiento de extranjeros en tierras potosinas está relacionado con la alta afluencia de migrantes que han transitado San Luis Potosí en las últimas semanas.

“Se ha ido incrementando, particularmente, no solo por los fenómenos meteorológicos de Haití, sino también por la crisis política de dicho país”, comentó.

Según Carreras López, la posición geográfica de San Luis Potosí la sitúa como una zona de paso migratorio que explica la creciente afluencia de migrantes sudamericanos en el estado.

Juan Manuel Carreras dijo que “seguramente”, durante el transcurso del día de hoy, los extranjeros que fueron privados de su libertad en los hechos ocurridos en Matehuala, tendrán la oportunidad de acercarse con las autoridades migratorias para conocer los procedimientos correspondientes.

Finalmente, el gobernador reconoció el esfuerzo de las autoridades de seguridad que coordinaron el operativo donde se recuperaron a los 22 migrantes y 16 mexicanos que fueron privados de su libertad.