Astrolabio

TOR

 

Ciudad de México (26 de marzo de 2016).- En total 200 tortillerías del país, principalmente de los estados de Jalisco, Sonora, Chiapas y Coahuila, han sido sancionadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) con la colocación de sellos de suspensión de la actividad comercial (Profeco) desde que en febrero pasado se reforzó la vigilancia para evitar un aumento injustificado en el precio del principal alimento de los mexicanos.

La dependencia ha realizado mil 847 visitas de verificación y en 200 casos, que equivalen al 10.8 por ciento de los establecimientos revisados, ha colocado sellos de suspensión debido a que no exhiben precios pero también porque no acreditan el aumento de precio, aseguró Ernesto Nemer, titular de la Profeco.

El funcionario dio a conocer dichos datos cuando en una gira de trabajo por Puerto Vallarta, Jalisco, fue interrogado por reporteros locales sobre el encarecimiento del alimento en ese estado, toda vez que el mes pasado una organización de molineros local anunció un incremento en el precio de la tortilla y ello derivó en que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) iniciara una investigación al respecto.

Según Nemer, las verificaciones y los sellos colocados por la Profeco “ha permitido que automáticamente el precio de la tortilla se regularice, que no esté más allá del precio estándar que es de 12 o 13 pesos, dependiendo de la zona”. Incluso aseguró que se ha sentado con los productores de maíz de Jalisco y “no hay una razón por la cual los insumos de la tortilla justifique un incremento injustificado”, informó la dependencia.

Tortilla sigue a 19 pesos en Hermosillo.

El Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía indica que hasta el pasado miércoles 23 de marzo el alimento registró un precio promedio de 12.69 pesos a nivel nacional en tortillerías tradicionales.

Sin embargo, hay ciudades donde la tortilla se vende entre 3 y hasta 6 pesos más cara que el promedio nacional. Destacan los casos de Hermosillo, donde desde el 10 de febrero la tortilla se ha vendido a 19 pesos en promedio, es decir hasta 49.7 por ciento más cara, en tanto que en Mexicali se comercializa a 17.57 pesos, en Nogales a 17 pesos, en Acapulco a 16.13 pesos, en Campeche a 16.25 pesos y en Matamoros a 16 pesos.

Con el operativo que encabezó en Puerto Vallarta, Jalisco, es el tercer día que el titular de la Profeco realiza acciones de verificación en un sitio turístico en esta semana, ya que el miércoles estuvo en Acapulco, Guerrero, y el jueves en Los Cabos, Baja California Sur, como parte del operativo que la Profeco lanzó en esta temporada vacacional de Semana Santa para evitar que las aerolíneas, líneas de autobuses, hoteles, restaurantes o diversos establecimientos comerciales cometan abusos contra los turistas.

No obstante, Nemer aseguró que “no se han descuidado las acciones de verificación y vigilancia en las tortillerías del país” y es un trabajo que, dijo, se realiza todos los días. La Profeco, insistió, cuida la economía de las familias mexicanas y no permitirá el aumento injustificado en el precio de la tortilla.

En Puerto Vallarta, Nemer colocó sellos de suspensión de la actividad comercial en el parque Acuático Aquaventuras Park por no informar montos totales a pagar, presentar información engañosa y cargos adicionales en dólares.

También se colocaron sellos en el hotel Confort Inn debido a que utiliza un contrato de adhesión distinto al que tiene registrado ante la Profeco y restaurantes que obligaban a los consumidores a pagar propina así como no exhibir información en español para los consumidores.

En la Central Camionera de Puerto Vallarta, Nemer verificó la aplicación del descuento que deben hacer las líneas de autobuses a estudiantes y profesores, al tiempo que atendió inconformidades de paseantes, informó la Profeco.

Fuente: La Jornada.

Leave a Reply

A+