Por Antonio González Vázquez

El Congreso del Estado rechazó una iniciativa de reforma al Código Penal del Estado mediante el cual se proponía eximir de responsabilidad a quien cometiese robo por primera vez y lo hiciera motivado por mantener su subsistencia o bien, si lo robado no excedía de los 15 días de salario mínimo. La iniciativa promovida por el abogado José Mario de la Garza Marroquín fue desechada por improcedente.

En su iniciativa, el abogado proponía para el artículo 202 del Código Penal Vigente referido a las causas de no sanción por delito de robo, lo siguiente.

Artículo 219, “Cuando el valor de lo robado no exceda de treinta veces el salario mínimo y el responsable restituya espontáneamente el bien antes de que la autoridad tome conocimiento del delito y siempre que el robo no se haya ejecutado con violencia, no se le impondrá sanción alguna”.

Artículo 220 “No se sancionará a quien, sin emplear medios violentos, se apodere una sola vez de los objetos estrictamente indispensables para satisfacer sus necesidades alimentarias personales o familiares del momento”.

Artículo 221, A” quien se le impute el hecho de haber tomado una cosa ajena sin consentimiento del dueño o legítimo poseedor y acredite haberla tomado con carácter temporal y no para apropiársela o enajenarla, se le impondrá una pena de tres meses a un año de prisión y sanción pecuniaria de treinta a cien días de salario mínimo, siempre que justifique no haberse negado a devolverla si se le requirió para ello, pero, además, pagará al ofendido, como reparación del daño, el doble del alquiler, arrendamiento o intereses de la cosa usada”.

De la Garza defendía su propuesta con el argumento de que las cárceles están llenas de pobres que roban para subsistir y que no tienen recursos para contratar un abogado que los defienda.

El dictamen de las Comisiones de Justicia y la de Derechos Humanos del Congreso será presentado al pleno en la sesión de este jueves.