url

Toluca, Estado de México (28 de abril de 2015).- Un tatuaje en forma de rosario en su mano izquierda y una cicatriz que va desde su abdomen y hasta la espalda, permitieron la captura de Eleazar Cruz Colín, pederasta y violador serial, prófugo de la justicia estadounidense y boletinado por la Interpol en 160 países. Podría ser extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta cargos por violación, secuestro y asalto sexual desde 2009.

El violador de 33 años, estaba afincado desde hace 6 años en Valle de Bravo, donde mantuvo un bajo perfil. El titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) admitió que desconoce si abusó de mujeres mientras trabajaba en un taller mecánico.

Cruz Colín escapó en 2009 de una corte en Phoenix, Arizona, luego de ser sentenciado a 35 años de prisión por el delito de violación, sin derecho a libertad condicional. Era uno de los delincuentes más buscado de Estados Unidos, pues las investigaciones revelan que aprovechaba su trabajo como vendedor de helados para contactar y engañar a niñas y adolescentes.

Entre sus víctimas se encuentran una adolescente de 13 años a la que amenazó con matar, y una mujer de 34 años en 2003. Un año después abusó de una menor de 9 años, a la que embarazó. La niña es hija de su exnovia. Este último caso derivó en la determinación de interrumpir el embarazo por la corta edad de la víctima; no obstante, las secuelas del evento la marcaron de por vida, y desde entonces, ha permanecido en varios hospitales mentales donde se le presta tratamiento psicológico por varios intentos de suicidio.

Eleazar Cruz escapó en el 2009 de la antesala de juzgados de Maricopa, después de que un ayudante del sheriff lo dejara solo antes de entrar a una audiencia. La fuga la logró tras despojarse del brazalete con el cual estaba “sometido”, colocarse una toga de juez y salir por una de las puertas del inmueble.

Tras su llegada a México, y para burlar la acción de la justicia, el sujeto utilizaba varias identidades: Adrián Cruz Hernández, Adrián Cruz Colín, Adrián Cruz González y Severo Cruz.

Ante su detención, alegaba a los agentes que no lo aprehendieran “porque no había cometido sus ilícitos en territorio estatal”.

El detenido fue enviado al Distrito Federal, entregado a Interpol México, y se prevé que en las próximas horas la extradición se concrete.

Fuente: Proceso.

 

Leave a Reply