Jaime Nava

El pasado 3 de junio, un detenido que se encontraba en las instalaciones de la Policía Municipal de Soledad de Graciano Sánchez logró abrir la puerta de su celda, burlar a todos los elementos que resguardan el lugar y darse a la fuga, a pesar de que el director de Fuerzas Municipales, Leobardo Aguilar Orihuela, se encontraba en el sitio.

Lo anterior quedó registrado por las cámaras del circuito cerrado de la propia policía soledense en un video difundido en redes sociales y en el que se observa a una persona identificada como José Andrés N., presuntamente detenido por robo de vehículos, sentado en el piso de una celda.

A las 21 horas con 38 minutos, un policía municipal se acerca con el detenido, segundos después, aparece el director de Fuerzas Municipales de Soledad de Graciano Sánchez acompañado por dos policías estatales y caminan directamente hasta la celda y se les ve dialogando con José Andrés N.

Después, se acercan con un detenido en una celda contigua con quien dialogan brevemente. Luego vuelven a prestarle atención a José Andrés N. y, antes de retirarse, les toman fotografías a ambos con un teléfono celular.

A las 21 horas con 41 minutos Leobardo Aguilar Orihuela sale del área con los policías estatales. Un elemento de la Policía Municipal soledense se regresa e interactúa unos segundos más con José Andrés N., luego se aleja del lugar. El detenido, aparentemente, finge estar dormido unos minutos.

Como si de pronto hubiera obtenido una llave, a las 21 horas con 48 minutos, el detenido se levanta y comienza a manipular el candado y pasador de su celda. Dos minutos después, abre la puerta y revisa que no haya policías alrededor. Camina, sigilosamente hasta la recepción y se agacha para huir a gatas del lugar.

A las 21 horas con 53 minutos, un Policía Municipal se acerca a las celdas y, al percatarse de que el detenido ya no estaba en su celda, se da la vuelta y se regresa sin alarmarse.