17

Ciudad de México, (5 de Marzo).- El comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, informó que miembros de la Policía Federal y de la Marina detuvieron en Matamoros a José Sánchez García, jefe regional de una organización delictiva que operaba en Tamaulipas, vinculado al asesinato de un policía federal y del delegado de seguridad pública de Aldama en 2014, así como del secuestro de dos agentes de la PGR.

El comisionado Rubido dijo que elementos de la Policía Federal y de la Marina cumplimentaron una orden de localización y presentación contra Sánchez García, de 47 años de edad y originario de Abasolo, el pasado jueves en Matamoros.

“En el año 2010 por invitación de Mario Armando Ramírez Treviño, Sánchez García se inició en la estructura criminal en la que fue escalando aceleradamente por el nivel de agresividad con que actuaba. Bajo su mando llegó a tener a al menos siete grupos de sicarios, caracterizados por su alto grado de violencia y los cuales actuaban principalmente en los municipios de Aldama, Soto la Marina y Abasolo, en Tamaulipas”, dijo Rubido.

El detenido está vinculado con el homicidio del delegado de seguridad pública y transito municipal de Aldama, ocurrido en agosto de 2014, y el de un policía federal el 11 de septiembre pasado, así como del secuestro de dos agentes de la Procuraduría General de la República que fueron emboscados en Aldama el 10 de enero pasado cuando realizaban labores de investigación para lograr su captura.

Sánchez García también cobraba cuotas a empresarios, ganaderos y trabajadores agrícolas por entre 50 y 600 mil pesos y está relacionado con el cobro de derecho de piso a comerciantes que introducían mercancía desde Estados Unidos por 500 dólares o el 15 por ciento del total de las mercancías.

El detenido también está vinculado con el secuestro de familiares y trabajadores de empresarios de la región, “a quienes mantenía cautivos en ranchos de los cuales se había apoderado también de manera ilícita”, dijo Rubido.

José Sánchez García había sido incluido en enero de 2015 como uno de los objetivos prioritarios de la estrategia de seguridad implementada por el gobierno federal en Tamaulipas.

Fuente: Milenio