Un niño indígena fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Chihuahua por haber entrado y tomar algo de comer en un restaurante de comida rápida.

El niño tarahumara obligado por el hambre supuestamente dañó un cristal del lugar y después de haber comido se fue al área de juegos para divertirse.

La Policía Municipal de Chihuahua recibió el reporte de la alarma del restaurante durante la madrugada.

El menor de tan solo 8 años fue puesto a disposición del DIF Municipal, toda vez que no se ha localizado a los padres del niño.

Cabe anotar que el niño no tiene historial delictivo, y declaró que el cristal ya estaba roto, y solo ingresó a comer.