Angélica Campillo

El gobierno del estado se reunirá con la directiva del club Atlético de San Luis para prevenir incidentes como el ocurrido ayer por la noche, luego del partido disputado con Pachuca, donde los locales cayeron por 5 a 1, adelantó el secretario general, Jorge Daniel Hernández Delgadillo.

Al término del partido entre Atlético de San Luis y Pachuca, llevado a cabo la noche del jueves 29 de abril en el estadio Alfonso Lastras Ramírez, algunos aficionados comenzaron a reclamar y a lanzar proyectiles contra los jugadores por la derrota y por haber quedado en el último lugar de la tabla de posiciones de la liga MX, situación por la que tendrán que pagar 120 millones de pesos de multa. No obstante, afuera del estadio, los aficionados, todavía molestos, continuaron los disturbios.

Cuestionado en ese sentido, el secretario general comentó que debe haber una nueva relación de las porras con la propia directiva, “debemos hacer del fútbol un evento familiar y de sana diversión”; agregó que no es justo que los aficionados que van, incluso algunos de ellos, con toda su familia, estén expuestos a situaciones como las que ayer se vivieron, las cuales no fueron lamentables, pero sí se tiene la obligación de prevenirlas.

Hernández Delgadillo sostuvo que están preparando una reunión con la directiva del Atlético de San Luis para generar una nueva forma de animación en los partidos, que permita obtener tranquilidad y sano esparcimiento.

Respecto a la posible venta del equipo y de la retirada de los inversionistas españoles por los malos resultados del Atlético de San Luis, el secretario general manifestó que son temas que están en lo interno de la directiva y del propio equipo de fútbol.