Astrolabio

María José Puente Zavala

Para pagarle a cinco de los seis colaboradores con los que actualmente cuenta la diputada del partido Redes Sociales Progresistas (RSP), Gabriela Martínez Lárraga, el Congreso del Estado eroga mensualmente 110 mil pesos, una cantidad incluso superior al sueldo neto de la legisladora, mismo que asciende a 95 mil 697 pesos por mes.

De acuerdo con un video elaborado por el departamento de comunicación de la diputada, actualmente su equipo de trabajo se integra por seis personas, además de ella: Giselle Meza Martell, Daniela del Rocío Salazar Gamba, José Daniel Meléndez Delgado, Diana Vanessa Gamboa Rodríguez, Candy Anahí Torres González y Raúl Suárez; todos incluidos en el listado de contrataciones por el esquema de honorarios, con excepción del último.

Meza Martell, indica el video, desempeña labores de asesoría, una actividad que ha realizado desde 2015, tanto en el propio Congreso estatal, como en el Senado de la República, de acuerdo con su currículum. Su salario bruto es de 30 mil pesos mensuales.

A Diana Vanessa Gamboa Rodríguez, cuyo salario mensual bruto es de 15 mil pesos, se le describe como quien se encarga de hacer “enlace con la gente”. De acuerdo con su currículum, publicado en el portal del Congreso, antes de realizar esa labor se desempeñó como supervisora de calidad en una empresa constructora, entre 2018 y 2021.

La de las gestiones” es Daniela del Rocío Gamba, abogada que se ha desempeñado en diversos puestos de la administración pública, tanto estatal como municipal, entre 2009 y 2016. Ella devenga una percepción mensual de 30 mil pesos brutos.

Candy Anahí Torres González es “la de los medios”. Su currículum no se encuentra disponible en el portal de transparencia, de manera que no es posible consultar su trayectoria laboral, pero el listado de contrataciones por honorarios indica que se hace un gasto mensual por sus servicios de 10 mil pesos brutos.

Finalmente, el video presenta a Daniel, “el de las redes sociales”, un egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación en 2016 y, desde entonces, de acuerdo con su currículum, colaborador del área de comunicación social en el Congreso local. Su paga mensual es por 24 mil pesos brutos.

Recientemente, la organización Ciudadanos Observando documentó que, tanto Daniel Meléndez, como Diana Vanessa Gamboa, forman también parte del equipo de colaboradores del ex diputado local José Luis Romero Calzada, quien en las pasadas elecciones contendió por la gubernatura del estado abanderado por RSP y con quien la diputada Martínez Lárraga sostiene una relación conyugal.

De acuerdo con el grupo de activistas, ambos colaboradores no estarían trabajando para la diputada, en su labor legislativa, sino con Romero Calzada, en actividades proselitistas al interior del estado; sin embargo, la legisladora aseguró que, tanto Gamboa como Meléndez, militan activamente en el partido y que, en sus tiempos libres, colaboran ahí de manera voluntaria.

Al margen de dicha controversia, la información en materia de transparencia provista por el Congreso no facilita conocer cuántos asesores contrató qué diputado, ni cuánto presupuesto tiene cada uno para ese efecto.

En 2019, tras un escándalo similar, la diputada Sonia Mendoza Díaz, quien presidía la Mesa Directiva, aseguró que en ese momento cada diputado contaba con 60 mil pesos mensuales para la contratación de asesores y que, a discreción, podían distribuir esa cantidad entre el número de personas y el perfil requerido.

A partir de esa referencia, la diputada de RSP, electa por el principio de representación proporcional, estaría gastando en asesores casi el doble de lo que sus antecesores destinaban para ese propósito.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
A+