Astrolabio

Angélica Campillo

Por considerarlo una medida coercitiva, diputados integrantes de la Comisión Primera de Hacienda y Desarrollo Municipal del Congreso del Estado rechazaron multar a ciudadanos que no utilicen las medidas de prevención, como el uso de cubrebocas, en la vía pública ante la pandemia por COVID-19.

De acuerdo con el diputado Cuauhtli Badillo Moreno, desde el presente año las leyes de ingresos de los ayuntamientos incluyeron un artículo transitorio para sancionar a los ciudadanos que no porten cubrebocas, lo cual se replicó por la mayoría para el ejercicio fiscal 2022.

Sin embargo, la Comisión Primera de Hacienda y Desarrollo Municipal rechazó esta petición al considerar que se trataba de una imposición.

“En el seno de la comisión lo eliminamos, no lo vimos viable porque no deben ser medidas coercitivas, sino que tenemos que fortalecer mejor a la Secretaría de Salud y al área de Protección Civil para que ellos puedan hacer frente a este tipo de acciones, y no con acciones impositivas”, argumentó el legislador.

Si bien Badillo Moreno reconoció que el COVID-19 es una gran pandemia mundial y todos deben hacer equipo, llegaron a la conclusión de que no es viable multar a los ciudadanos que no utilicen las medidas sanitarias de prevención.

“No vamos a venir aquí a imponer medidas de ese tipo, nosotros vamos a concientizar a los potosinos, trabajando en equipo con Protección Civil y con la Secretaría de Salud”, sostuvo.

Cabe destacar que a pesar de que San Luis Potosí se encuentra en semáforo verde, tanto el día de ayer como hoy se registraron más de un centenar de casos nuevos: 102 el domingo y 122 este lunes; la mayoría en la zona metropolitana.

Además, permanecen 96 personas hospitalizadas, 16 con ventilador.

Asimismo, la semana pasada fue detectado en la Ciudad de México el primer caso de la variante Ómicron, correspondiente a una persona de 51 años que llegó de Sudáfrica, misma que presenta enfermedad leve y se internó voluntariamente en un hospital.

Cabe recordar que el pasado 26 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a Ómicron como variante de preocupación y, desde ese día, el Gobierno Federal estableció un protocolo de vigilancia virológica que identifica tempranamente casos de COVID-19 en personas que llegan de cualquier país.

La Secretaría de Salud Federal manifestó que cerrar fronteras y bloquear personas o bienes no son medidas útiles para contener las variantes.

En ese sentido, la OMS refiere que la vacunación aún es fundamental para reducir riesgos de hospitalización y muerte, por lo que hizo un llamado a conservar la calma y aplicar las medidas sanitarias para evitar contagios, como la sana distancia, el uso de cubrebocas, estornudo de etiqueta y lavado frecuente de manos.

A+