Astrolabio

Angélica Campillo

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Poder Legislativo aprobó por mayoría una serie de medidas de austeridad, entre ellas, la reducción del 10 por ciento del salario de las y los diputados locales, mismo que la anterior Legislatura fijó en 104 mil 500 pesos mensuales.

Además de la reducción del sueldo de los diputados, y funcionarios de primer nivel en un 10 por ciento, se rebajará su aguinaldo de 90 a 75 días, es decir 15 días menos.

De igual forma, las y los diputados de la LXIII Legislatura no accederán a la póliza de gastos médicos mayores, y tanto ellos como sus familias optarán por incorporarse al servicio médico del que gozan todos los trabajadores del Congreso y del Gobierno del Estado.

Además, se especificó que se reducirán al mínimo las horas extras de los trabajadores, ya que estas significan un gasto considerable en el Poder Legislativo; mientras que las compensaciones del personal administrativo fueron totalmente eliminadas.

También se tomó la decisión de no hacer uso del equipo de cómputo que está a disposición de las y los legisladores, y mucho menos de comprar equipo nuevo; aunque se detalló que este punto solo se refiere a las y los diputados, y no así para la áreas administrativas que lo requieran.

En el comunicado se señala que todavía se encuentra en análisis el uso de los vehículos oficiales del Congreso designados a los 27 diputados y diputadas, esto debido que la anterior legislatura los envió a un diagnóstico y se está a la espera de los resultados para saber en qué condiciones se encuentran.

Sin embargo, se adelantó que ya no serán utilizados por los congresistas, “aunque será una decisión personal”.

Entre los diputados que votaron a favor de las medidas de austeridad se encuentran los de la fracción parlamentaria de los partidos Verde Ecologista de México (PVEM), del Trabajo (PT), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Revolucionario Institucional (PRI), Redes Sociales Progresistas (RSP), Movimiento Ciudadano (MC), Conciencia Popular (PCP) y Nueva Alianza (Panal).

Los diputados que votaron en contra de dichas medidas fueron los integrantes de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN).

Medidas de austeridad deben aplicarse en los tres poderes y en los órganos autónomos: PAN

Entrevistado al respecto, el coordinador de la fracción parlamentaria del PAN, Rubén Guajardo Barrera, refirió no haber acompañado la propuesta de las medidas de austeridad que presentó el coordinador del PVEM, José Luis Fernández Martínez, porque lo que se busca es que se “hagan las cosas bien”.

En ese sentido, explicó que si va a haber un tema de austeridad no puede ser únicamente para el Poder Legislativo, sino también debe incluir a los poderes Ejecutivo y Judicial, a los órganos autónomos e incluso a la Fiscalía General del Estado (FGE), para que pueda tener una repercusión real donde más presupuesto hay.

Argumentó que de los tres poderes, el que menos presupuesto tiene es el Congreso del Estado, por lo que consideró que para el 2022 se debe realizar una proyección de todos estos entes donde exista el plan de austeridad, “porque aquí solamente reduciríamos el sueldo, el aguinaldo y terminaríamos regresándolo al Ejecutivo sin saber cuál va a ser su cauce o su fin”.

Guajardo Barrera aclaró que la fracción del PAN no está en contra de la austeridad, sino que pretenden que las cosas se hagan conforme a derecho, al presentar una Ley y que nadie pueda ganar más que el gobernador, los diputados locales y los magistrados.

Criticó que con la reducción del sueldo de las y los diputados, por ejemplo, la titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Rocío Cervantes Salgado, va a ganar más que ellos cuando esta institución depende orgánicamente del Poder Legislativo, por lo que incumplirían algunas leyes, “hay que hacer las cosas de la manera correcta, con su debido proceso parlamentario jurisdiccional”.

Por último, dijo que los diputados integrantes del PAN esperarán la propuesta integral que se haga de todos los poderes y de los órganos autónomos, para que realmente tenga un impacto presupuestal y no solamente sea al Congreso del Estado.

A+