Eduardo Delgado

La Auditoría Superior del Estado (ASE), encabezada por Rocío Elizabeth Cervantes Salgado, dispondrá de 322 millones 35 mil 974 pesos para el 2020, un 12.43 por ciento más comparado con el presupuesto que le fue autorizado para este año.

Divido el presupuesto aprobado para el año próximo, entre los 366 días del 2020, arroja como resultado la cantidad de 879 mil 879.71 pesos diarios.

En la Ley de Egresos de Gobierno del Estado para el Ejercicio Fiscal 2019 al organismo fiscalizador le fue aprobado un presupuesto por 286 millones 428 mil 43 pesos; para el siguiente los congresistas locales le aumentaron 35 millones 607 mil 931 pesos.

La titular de la ASE informó hace poco más de dos meses que solicitó para el siguiente año la cantidad de 322 millones 35 mil 973.74 pesos, monto que justificó: “Nuestro presupuesto de egresos está determinado por la negociación salarial que hubo este año con el personal sindicalizado que impacta en un nueve por ciento del salario más prestaciones y lo tenemos que reflejar en el presupuesto”.

Es del conocimiento público que el organismo fiscalizador arrastra desde hace unos años un importante adeudo con la dirección de Pensiones de Gobierno del Estado, por un monto superior a los 30 millones de pesos.

La cantidad aprobada para la ASE para el 2020 es similar a la autorizada para el Poder Legislativo, que dispondrá de 323 millones 148 mil 355 pesos, cifra mayor en un millón 112 mil 381 pesos a la del ente encargado de verificar que el gasto público sea el correcto.