9

Por: Redacción/ Sinaloa,(28 de abril de 2015).- Maria Esther llegó al Hospital General de Los Mochis, Sinaloa, el pasado 30 de marzo a dar a luz, el peso del producto la hacia suponer que le practicarían una cesárea, sin embargo los médicos le indicaron que sería por parto natural, así fue que parió a un bebé de más de 4 kilos.

No le permitieron ver al pequeño sino hasta después, cuando le notificaron que tenía el bracito derecho fracturado, por problemas en el parto; cuando le fue entregado el pequeño Juan Uvaldo López, Esther notó dos días después, cuando lo bañaba, que tenía el brazo izquierdo rojo e inflamado, por lo que con ayuda de su ex patrona quien pagó los honorarios de un médico particular, corroboró que también lo tenía roto.

El recién nacido se encuentra inmovilizado de los dos brazos, ante la impotencia de la madre de verlo padecer un dolor intenso, e incomodidad que impide su óptimo desarrollo; además asegura que el brazo derecho del bebé siempre está helado e inmóvil.

Debido a esto la madre de otros cuatro hijos y esposa de un cargador, interpuso una denuncia, ya que fue atendida por pasantes sin supervisión. También pidió la ayuda de la población, para más informes comunicarse con Mireya, abuela del bebé al 6681919877.

 

Leave a Reply